Empresarios asociados a ASEARCO asistieron a una sesión informativa que tuvo lugar en el Hotel Ibis de Arganda. A través de la jornada, organizada por la empresa SaberyGanar Consultores, afiliada a la organización empresarial, los asistentes recibieron  información detallada referente a la Formación Bonificada que se gestiona a través de la FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación en el Empleo).

Presentó el acto Diego de Ancos, formador especializado en cursos de Habilidades. En primer lugar, Manuel Sánchez Molina, responsable de SaberyGanar Consultores ofreció una panorámica del marco legislativo que contempla la Formación programada por las empresas. Hizo especial hincapié en el Real Decreto 694/2017 y en las novedades que ofrece, entre ellas, por ejemplo, el hecho de que dentro de los seis primeros meses de cada ejercicio presupuestario, las empresas de menos de 50 trabajadores podrán comunicar a la Administración su voluntad de reservar el crédito del ejercicio en curso para poder acumularlo hasta el crédito de los dos ejercicios siguientes. Con los objetivos de poder realizar cursos de mayor duración o bien desarrollar programas de formación en el que puedan participar un mayor número de trabajadores.

Después, explicó a los asistentes en qué consistía exactamente el crédito formativo, es decir, la cuantía económica en euros que tienen a disposición las empresas en la FUNDAE para poder utilizarla en las acciones de formación que precisen sus trabajadores a lo largo del año. La cantidad económica ya la han abonado previamente las empresas a través de bonificaciones en la cuota que pagan a la Seguridad Social en concepto de Formación Profesional. A partir de ahí, se dieron a conocer cuáles son los condicionantes que determinan la cifra de la que dispone cada empresa.

Por otro lado, se abordaron los requisitos que las empresas deben cumplir para poder hacer uso del crédito de formación y se explicaron qué tipo de cursos son bonificables.

Las empresas pueden gestionar la formación que procede de FUNDAE ellas mismas o bien encargando  la organización a una entidad externa. Sánchez explicó las ventajas que ofrece encargar toda la gestión a una empresa, entre ellas, el hecho de que incrementa, como mínimo, un 10% el crédito de formación, ofrece además la comodidad de que asume la gestión íntegra del proceso así como el hecho de que, por Ley, la entidad externa asume la responsabilidad total de atender y realizar las alegaciones ante cualquier inspección de la FUNDAE.

Además, durante la charla se ofreció todo tipo de detalles sobre los “Permisos Individuales de Formación” (PIF), es decir, las autorizaciones que pueden realizar las empresas para que un trabajador curse estudios a cuyo término pueden recibir acreditación oficial (por ejemplo, un curso en la Escuela Oficial de Idiomas, un Master o Curso Universitario o los Certificados de Profesionalidad). En este caso, a través de la FUNDAE, también se pueden financiar las horas incluidas dentro de la jornada laboral que se dejen de realizar por la asistencia del trabajador a su programa de formación. Los PIF se bonifican independientemente del crédito formativo de la empresa, si bien el crédito que no se gaste puede imputarse a estos permisos.

La sesión informativa ofreció a los asistentes una serie de casos prácticos a través de los cuales Sigrid Martín, Directora Ejecutiva de SaberyGanar Consultores, explicó cómo calcular la bonificación de un curso, teniendo en cuenta los números de empleados de una empresa y el tipo de formación que se desea recibir, entre otras consideraciones. La jornada finalizó resolviendo todas las dudas particulares que tenía cada representante de las empresas asociadas.

También te puede interesar