Una vez pasadas las elecciones locales, nombrado el nuevo alcalde, constituido el gobierno y realizado el ‘pleno de organización’, toda la mecánica de gobierno de la legislatura 2019/2023 ya ha empezado a funcionar.

No quiere decir esto que no vaya a haber cambios, el primero justo en estos días: los militantes de IU/Equo/Más Madrid han aprobado por unanimidad, el acuerdo de gobierno con Podemos. Y los inscritos de Podemos lo han aprobado a su vez con un 74,99%. Esto quiere decir que el acuerdo está listo para ser firmado por las partes e inmediatamente después, el alcalde deberá hacer los nombramientos de las dos concejalas de Podemos en sus respectivas áreas de gestión, Deportes y Servicios Sociales.

En esta primera etapa, al menos, el nuevo gobierno tratará de gestionar el municipio desde su minoría de nueve concejales, dentro de un pleno compuesto por veinticinco concejales y concejalas. Difícil tarea, o no tanto… Muchos de los temas de la dinámica diaria de un ayuntamiento, nunca llegan a pleno, se da cuenta en las comisiones informativas (integradas por todos los grupos y se deciden en la Junta de Gobierno Local (JGL) que como su nombre indica, la forman solo los miembros del gobierno. Solo los temas de especial relevancia se presentan en el orden del día del Pleno Municipal, al que sí asisten todos los concejales y concejalas, por ejemplo los Presupuestos Generales, modificaciones de partidas presupuestarias, alteraciones o cambio de usos en el Plan de Ordenación Urbana, etc. Frecuentemente también van las mociones y declaraciones unitarias. Evidentemente, las que sí se plantean en los plenos son las mociones, interpelaciones y preguntas formuladas por los grupos municipales que componen el Pleno. Grupos que son cuatro: IU/Equo/Más Madrid; Grupo Socialista; Grupo de Ciudadanos; y Grupo Mixto. Este último grupo formado por Partido Popular, Podemos y Vox, cuya portavoz es la primera del PP.

Esta es una de las incongruencias flagrantes, que los partidos políticos que no llegan a tres concejales, no puedan expresarse con voz propia. El Grupo Mixto solo tiene un portavoz que tiene que hablar por tres partidos distintos y absolutamente dispares entre sí, al menos Podemos de los otros dos. Difícil tarea, primero para ponerse de acuerdo dentro del Grupo y luego expresar ese acuerdo por la portavoza, representando sensibilidades tan opuestas.

Pero los cambios en el gobierno, no tienen por qué acabar aquí. En esta misma edición de ZARABANDA aparece la entrevista que le hemos hecho al nuevo alcalde Pedro del Cura, él nos confirma ‘su invitación al Partido Socialista para entrar en el gobierno cuando quiera y en las condiciones que quiera’. Es más, expresa su deseo de que “en el marco presupuestario se pueda llegar a un acuerdo y que el PSOE entre en el gobierno”, por tanto aún queda una nueva remodelación, previsiblemente. 

En cualquier caso, lo importante es trabajar, así lo afirma el alcalde en la entrevista referida “una ciudad como Rivas no se puede permitir paralizar procesos, solo para dejar al gobierno en minoría. Los ciudadanos no perdonarían nunca que se pierdan oportunidades de recursos para la ciudad (un colegio, un centro de salud, una inversión,…), alguien tendría que explicarlo”.

No será una legislatura fácil, hay dos bloques compitiendo por el liderazgo casi con los mismos concejales, el reto es hacerlo bien y ganar amigos…