A finales del pasado mes de julio, tuvo lugar la reunión del Consejo Ciudadano del Barrio Este, que trató principalmente sobre las obras de acondicionamiento y mejora de la accesibilidad de toda la zona.

La arquitecta municipal, Natalia Doblado, junto a Carlos Rincón, arquitecto redactor del proyecto, expusieron en qué consiste la obra, que ya ha comenzado a llevarse a cabo.

El objetivo es mejorar la accesibilidad en toda la zona, y reordenar el tráfico de los vehículos, para recuperar espacio para los peatones. La duración total de la obra es de seis meses, porque luego se va a asfaltar. En total, supone una inversión de casi un millón de euros, y las fechas de ejecución han dependido en gran medida de la situación provocada por el COVID.

Los arquitectos comparten el cronograma de las obras. Informan de que se han hecho cambios para facilitar el acceso a algunas instalaciones concretas, y la prioridad ha sido mantener libre de obras la plaza de la Libertad y la calle San Isidro, por los comercios y las terrazas, que son fundamentales para el desarrollo socioeconómico de la ciudad. Se ha tenido en consideración, a pesar de que las obras siempre acarrean inconvenientes.

Carlos Rincón comparte el plano de arquitectura de la reforma de la Plaza de la Libertad. Se expone que hay posibilidad de plantear de forma participativa los bancos, los ornamentos, la iluminación, etc. En cuestiones relativas a la estructura de la obra no se puede interferir a nivel ciudadano, por la concreción técnica que requiere.

Una de las vecinas asistentes consulta sobre los desniveles y pendientes de la Plaza de la Libertad, y cómo se va a construir el muro vegetal. El arquitecto explica los desniveles sobre el plano, e indica cómo se ha diseñado un acceso accesible, que permite la deambulación por la plaza, aunque no se han podido eliminar las barreras existentes relativas al desnivel. Explica que el muro vegetal ayuda a que esos desniveles se integren en el paisaje.

El arquitecto plantea que se pueden poner bolas de hormigón, para proteger las papeleras y que los coches no se acerquen demasiado a las aceras.

Se informó también de que se ha incorporado un encaminamiento para personas con dificultades de visión

Se van a mantener las plazas de aparcamiento en la medida de lo posible, y se ordenará que en las zonas donde tienen que acceder vehículos de emergencia, no se pueda aparcar, tanto con señaléctica como con elementos de mobiliario

Se recuerda que el proceso completo trata de hacer el barrio más accesible para las personas.

También te puede interesar