• Desde el PP han insistido en que es una reforma que conduce hacia el dominio sistémico del Estado, dotando a las Administraciones con facultades cada vez más amplias en detrimento de las familias como primeras educadoras de sus hijos
  • Novo ha explicado que la educación forma ciudadanos críticos y libres, algo que no consiente un Gobierno del PSOE y Podemos

 16, noviembre, 2020.- En la mañana de ayer domingo, el Partido Popular de Rivas Vaciamadrid comenzó la campaña de recogida de firmas contra lo que consideran la imposición de un modelo de educación único y estatal que pondrá fin a la pluralidad educativa actual.

“La Ley Celaá es un texto que no garantiza la libertad de elección por parte de los padres, atenta contra la calidad de la educación, ataca la educación concertada y la educación especial, así como sepulta el valor del esfuerzo” -así lo ha manifestado Janette Novo, la portavoz del Partido Popular en Rivas.

“¿Cómo es posible que el Gobierno sea capaz de tramitar sin consenso una ley educativa que va a condicionar la formación de las futuras generaciones?”, se ha cuestionado la presidenta de los populares ripenses, quien ha concluido que “el Gobierno de Sánchez vuelve a anteponer la ideología por encima de la educación de los españoles”.

“Por primera vez en la historia de la democracia, la ministra Celaá ha excluido a la comunidad educativa de la tramitación de la nueva ley porque en ella no hay lugar para las familias. Será el Estado quien decida la educación que han de recibir nuestros hijos. No hay espacio para la enseñanza concertada, miles de colegios cerrarán en los próximos años, y tampoco hay lugar para la educación especial, la cual, pese al clamor de los padres afectados, también desaparecerá” -ha concluido Novo.

También te puede interesar