El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha indicado hoy que el plan de mejora de la red de Cercanías en Madrid, que contempla una inversión de 6.000 millones de euros.

Según los cálculos de Fomento, habrá un déficit de 700 millones de euros para asumir todas las propuestas que había planteadas por el anterior Gobierno. Y al parecer del ministro, la mayoría de las inversiones están condicionadas a la aprobación de los Presupuestos Generales.

Son algunas de las conclusiones de la reunión que el ministro ha mantenido con la consejera de Transportes de la Comunidad, Rosalía Gonzalo, para tratar asuntos relacionados con las infraestructuras madrileñas,

La consejera ha celebrado que el ministro se haya comprometido a “poner luz” a aquellas actuaciones que considera “necesarias e imprescindibles”, como son las Cercanías.

Gonzalo ha explicado que Fomento pondrá en marcha la comisión de seguimiento de Cercanías que será, según ha avanzado Ábalos, antes de final de año.

Para Gonzalo, la construcción de la variante de la A-1 es “imprescindible”, como reclaman los municipios del norte de la región, y ha añadido que la condición expresa es que debe ser gratuita para todos los madrileños.

La puesta en marcha de un carril Bus-VAO en la A-2 sigue pendiente a la espera de la firma del convenio que tiene que “impulsar” la Dirección General de Tráfico (DGT), ha dicho la consejera, que ha pedido al ministro que fije la fecha para la rúbrica.

Según Gonzalo, este proyecto estaba “muy avanzado” a la llegada del nuevo Ejecutivo, por lo que solo está pendiente de esa firma entre el Gobierno regional, el Ayuntamiento de la capital y los ministerios de Interior y Fomento.

Otros temas que han abordado han sido las conexiones de la M-50 con los municipios de Rivas y Boadilla, y otras actuaciones en la M-203 y la R-3.

También han tratado la reforma en materia de vivienda que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere poner en marcha para limitar la subida del precio del alquiler, una cuestión que desde la Comunidad de Madrid consideran un “bloqueo”.

Además, ha precisado que existe un “bloqueo” en los desarrollos de vivienda pública del sureste, como Los Berrocales o Valdecarros, donde podrían haberse construido más de 5.000 viviendas “y no hay ninguna”, ha dicho Gonzalo.

También te puede interesar