Desde el pasado mes de diciembre, el alumnado del instituto Profesor Julio Pérez participa en una experiencia pionera utilizando una aplicación para el teléfonos móviles que tiene por objetivo prevenir el acoso escolar entre jóvenes de secundaria y bachillerato. Su nombre es ‘Instigram’ (@instigram.app).

El juego, en el que el alumnado no puede hacer comentarios ni colgar imágenes, consiste en responder a preguntas positivas sobre el resto de compañeras y compañeros. Por ejemplo: ‘¿a quién elegirías para que te pintara un retrato?’.

A la alumna o alumno se le ofrecen cuatro nombres de su clase y, al elegir uno, éste recibe una gema, que es una calificación positiva, y que le sirve para desbloquear otros niveles. De esta forma se detectan las capacidades e intereses de cada estudiante en las diferentes inteligencias múltiples, como arte, matemáticas, ciencias o idiomas.

UNA ‘APP’ ÚNICA EN ESPAÑA
Esta aplicación, única en España, se nutre de las impresiones y el ‘feedback’ de las chicas y chicos que la usan. La experiencia que se ha iniciado en el instituto Profesor Julio Pérez nace con la intención de extender ‘Instigram’ a todos los centros educativos de Rivas de aquí al final del curso escolar.

«Hoy en día existe una enorme carencia a la hora de decir buenas palabras a las personas de nuestro entorno, y nos hemos dado cuenta del poder que tienen los refuerzos positivos para ayudar a formar mejores personas adultas el día de mañana a través del desarrollo de jóvenes más felices, que fomenten ambientes positivos, constructivos y de colaboración, rechazando contextos de conductas negativas y discriminatorias. Por eso, y porque vemos que la tecnología es la mejor forma de llegar a la juventud porque es lo que ellos utilizan, decidimos desarrollar esta aplicación dirigida a personas de 12 a 18 años», explica Sara Carriedo de la Plaza, directora de la escuela infantil Grimm de Rivas y una de las creadoras del proyecto.

También te puede interesar