El Grupo Municipal Podemos Rivas a través de su portavoz, Vanessa Millán, ha presentado alegaciones ante la Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid ante la intención del gobierno de la Comunidad de Madrid de modificar la Ley de Suelo. Rivas

Desde el Grupo Municipal, se considera que esta medida pretende volver a las dinámicas de la burbuja de la especulación inmobiliaria del 2005 como falso impulsor económico ante la crisis económica derivada de la COVID19 que, además, pone en jaque la necesaria defensa de nuestro medio ambiente en la región.

El PP de Madrid apuesta con esta reforma por la liberalización del suelo y de las licencias urbanísticas. Medida que está al servicio de las grandes empresas de la construcción anteponiéndolas a las necesidades en materia de vivienda de las madrileñas y madrileños y, negando el derecho a una vivienda digna. Las consecuencias serán terribles en caso de que la Ley se tramite puesto que a través de la eliminación de la supervisión por parte de los ayuntamientos se facilitará la conversión de viviendas a pisos turísticos, se facilitará el derribo de bienes patrimoniales que no estén registrados (muchos municipios no cuentan con un catálogo aún) o podrá poner en el mercado viviendas sin la garantía de habitabilidad.

Por si esto fuera poco, Ayuso tramita esta Ley por la vía de urgencia, negando el debate parlamentario y anulando las garantías de participación ciudadana, entre ellas la de los municipios.

Según declaraciones de Vanessa Millán, portavoz del Grupo Municipal de Podemos Rivas, “es inaudito que en un estado de Alarma de nuevo el gobierno del PP en la Comunidad de Madrid siga sin escuchar la voz de los Municipios ni de los agentes implicados pretendiendo sacar adelante la modificación de la ley del suelo a pesar de los impactos que generan desde el punto de vista social y medioambiental”.