El Ayuntamiento de Rivas va a establecer normativas de estacionamiento y parada adaptadas a cada centro educativo de la localidad, para «regular el tráfico y aumentar la seguridad» en estas zonas que «sufren aglomeraciones» en las horas de entrada y salida a las clases.

En concreto, la delegación de Seguridad Ciudadana del Consistorio está consensuando acciones concretas con las direcciones de los centros para ordenar los aparcamientos y, con ello, tratar de «evitar incidentes y optimizar los estacionamientos», además de facilitar el tránsito en las horas escolares de entrada y salida.

El primero de los centros que ha acordado estas acciones con la Policía es el colegio Luyfe, con una limitación del estacionamiento en la vía pública coincidiendo con los horarios de entrada y salida, para que se pueda realizar la parada reglamentaria de subida y bajada de viajeros por un máximo de cinco minutos.

En concreto, se permitirá la parada reglamentaria en doble fila sobre el cajetín de estacionamiento para subida y bajada de escolares, y se suprime el estacionamiento en la mediana de la calle Junkal, hasta ahora permitido.

El Consistorio ha subrayado que los agentes locales «vigilarán los comportamientos» de los conductores, y en los primeros días informarán a los usuarios sobre la nueva ordenación, pudiendo denunciar aquellas conductas constitutivas de infracciones.

Por último, se ha determinado que las madres y padres que acudan al colegio para realizar gestiones deberán estacionar su vehículo en el aparcamiento público y gratuito de las inmediaciones, evitando utilizar la zona destinada a las subidas y bajadas del coche.

También te puede interesar