El Canal de Isabel II ha comenzado ya las obras para la renovación de la red de agua potable de Eurovillas. Lo ha hecho en una zona de la urbanización correspondiente al término municipal de Villar del Olmo, tras la firma, el pasado mes de febrero, del convenio entre el Canal y los ayuntamientos de Nuevo Baztán y Villar del Olmo para dar solución a un problema que los vecinos reclaman desde hace décadas.

Con la apertura de las primeras zanjas y la aparición de las primeras tuberías en el tramo de la calle 6 comprendido entre la avenida de Tarifa y la calle 10, pertenecientes a la fase 3, el Canal de Isabel II da el pistoletazo de salida a unos trabajos que, a lo largo de cinco años y con un importe máximo cercano a los 27 millones de euros, beneficiarán a los cerca de 10.000 vecinos de la urbanización más grande de Europa.

A este primer proyecto se le sumará otro en el término municipal de Villar y Nuevo Baztán en los próximos días, correspondiente a la fase 1 en torno a la rotonda de Saboya, hasta completar la veintena y llegar a la totalidad de la ciudad residencial.

“Las obras de renovación de la red de abastecimiento ya son una realidad palpable para los vecinos. Un compromiso del Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II para solucionar al principal problema de los centenares de villareños de Eurovillas”, ha comentado la alcaldesa de Villar del Olmo, Lucila Toledo. La primera edil ha explicado también, que “sólo el trabajo y el consenso entre las administraciones hará posible que, en pocos años, los 78 kilómetros de la red de abastecimiento lleguen a todos los hogares”.

“Desde la firma del convenio, no se ha parado de trabajar en que las obras empezasen en el menor tiempo posible. De hecho, seis días después de firmarse el convenio ya se licitaron seis de las fases”, ha recordado Toledo.

A medida que las más de 3.000 viviendas se incorporen a la red de abastecimiento del Canal de Isabel II, los vecinos dejarán de afrontar la derrama por los costes entre el consumo individual y contador general del Canal, terminado también con la pérdida de entre un 30% y un 40% del agua que circula por la urbanización.

También te puede interesar