Este mes hemos decidido sacar adelante una ayuda municipal para aquellas familias que, afectadas por la crisis, no pueden hacerse cargo de las obligaciones de haberse comprado una casa. Estas ayudas cubrirán el IBI de las personas más necesitadas sirviéndoles de desahogo en economías familiares bastante complicadas.

A pesar de que año a año crece nuestra población, sabemos que el aumento exponencial de Rivas se debió al boom urbanístico de los años 90 y los 2.000, periodo en el que triplicamos la ciudadanía nuestra localidad. Antes de la crisis económica muchas personas confiaron en poder pagar su casa con un trabajo estable y las posibilidades laborales que existían. Pero la burbuja inmobiliaria estalló y los gobiernos del PP y el PSOE hicieron pagar al pueblo la irresponsabilidad de los bancos, salvando a estos y hundiendo a millones en el paro y la pobreza. Muchas residentes que antes podían afrontar las obligaciones impositivas que  suponía tener una casa ya no pueden hacerlo.

La vivienda es un derecho inalienable. Las personas necesitamos un techo digno donde vivir, siendo una pieza fundamental para luchar contra la exclusión social. Además, asegurar la estabilidad y la continuidad en la vivienda es un principio sobre el que se sustenta el modelo de municipalismo que defiendo. Por esa razón en estos meses he estado luchando para asegurarme de que esta partida abarque a decenas de ciudadanas y ciudadanos ripenses. Con este objetivo he reducido las restricciones para acceder a estas ayudas. Era necesario que creciese el número de personas que lo recibiesen porque las necesidades en nuestro municipio se han incrementado y unos baremos altos hacían que estas partidas no llegaran a todas las personas que estaban pasando aprietos.

El pago de la casa es el principal gasto para la mayoría de las familias de nuestra localidad. Una reducción, que puede alcanzar los 500 euros,  en estos gastos puede dar un vuelco en la economía de decenas personas necesitadas. Para poder acceder se debe estar empadronada junto a toda la unidad familiar en el municipio, estar sujeto al pago del IBI, haber justificado cualquier ayuda anterior, no superar un número de ingresos brutos en base a los miembros de la familia, que ninguno de ellos tenga en propiedad o usufructo otra vivienda, estar al corriente con todos los impuestos y no superar entre todos los 11.000 euros de ahorro.

La publicación de las bases se hará el día 16 de mayo en el Tablón de Anuncios de la página web del ayuntamiento y se dispondrá de 20 días hábiles para poder solicitarla con la documentación que allí se exponga. En el caso de que las solicitudes superen la dotación presupuestaria que tenemos, se establecerá un criterio en el que se priorizará a las familias con menos ingresos brutos y con más miembros por un sistema de puntos que estará establecido en las bases.

Para mí, como concejala de Servicios Sociales es un orgullo poder sacar adelante este proyecto. Durante estos meses he estado luchando para conseguir que está dotación llegue a más personas, ya que lo considero esencial para aumentar la calidad de vida de nuestras vecinas y vecinos. Tengo el compromiso firme de tener mis ojos puestos constantemente en los más desfavorecidos de nuestra ciudad. Ellos necesitan el apoyo de este ayuntamiento, de lo público, de la solidaridad ciudadana que puede permitir que Rivas siga siendo una ciudad que promueva la justicia social como uno de los valores esenciales para su desarrollo.

Dori Fernández Peloche

Concejala de Servicios Sociales y Mayores

También te puede interesar