El Ayuntamiento de Pozuelo del Rey ha comenzado, este jueves, el reparto de las más de 2.000 mascarillas quirúrgicas de protección que ha adquirido para todos los vecinos de la localidad. En cada domicilio se entregarán cuatro unidades para cubrir las necesidades de desplazamiento de los residentes.

El objetivo del consistorio es que cualquier miembro de la unidad familiar que puntualmente pueda necesitar de su uso, ante la posible falta de este recurso en las farmacias o lugares de abastecimiento, pueda acceder a ellas. Un suministro que no es competencia municipal, pero que se realiza para facilitar que puedan ser utilizadas en caso de necesidad y ante la falta de adquisición por medios propios. La alcaldesa, María Alarcón y el primer teniente de alcalde, Ángel Gómez, han comenzado hoy el reparto que, a lo largo del día, llegará a todos los hogares del municipio.

Se trata de mascarillas quirúrgicas debidamente homologadas que se entregarán en mano. Cuando la persona no esté en casa en aquellos domicilios en los que, por el padrón, se tenga la certeza de que hay residentes, se depositarán en su correspondiente buzón, con el fin de que no se pierdan mascarillas en viviendas donde no viva nadie.

“La adquisición de más de 2.000 mascarillas ha supuesto un esfuerzo económico a las arcas municipales, pero desde el principio de esta crisis hemos puesto la salud de los vecinos por encima de todo”, ha explicado Alarcón, agradeciendo, una vez más, su apoyo a los agricultores voluntarios que regularmente están desinfectando el pueblo. Acciones que han permitido que, a día de hoy, según las estadísticas de la Comunidad de Madrid, Pozuelo del Rey sea uno de los pueblos con menor índice de contagios de toda la región.

“Ahora que se ha iniciado la desescalada, nos queremos asegurar que todos los vecinos puedan contar con una mascarilla para salir a hacer las gestiones básicas”, ha comentado la alcaldesa, recordando que, tal y como se viene poniendo de manifestó desde el inicio del Estado de Alarma, “hay que respetar siempre la máxima de salir lo imprescindible de casa, que se ha demostrado como la medida más eficaz para luchar contra la propagación del coronavirus”.