Todos los empleados municipales del Ayuntamiento de Perales de Tajuña se están sometido a test para la detección del covid-19. Una medida para garantizar la salud de los trabajadores que forma parte de los más de 30.000 euros invertidos por el Consistorio en medidas de prevención y seguridad frente al coronavirus.

Las pruebas, que están entre las de mayor precisión del mercado, permiten a través de un test serológico conocer la exposición del paciente al virus, si se encuentra en una fase precoz de la enfermedad, si está en la fase activa de la infección, en la fase de recuperación o si se ha curado y ha desarrollado la inmunidad.

En una primera fase, el Ayuntamiento ha realizado estas pruebas diagnósticas de igM e igG a los 14 trabajadores pertenecientes a los servicios se limpieza viaria y recogida de residuos, limpieza de dependencias municipales y mantenimiento, así como a los efectivos de la Policía Local. Todo ellos están prestando servicios en activo en posible contacto con otros vecinos.

“Es esencial garantizar la seguridad y la salud de aquellos empleados municipales que, desde la entrada en vigor del Estado de Alarma, han estado trabajando en contacto con otras personas.  Por eso apostamos por su seguridad, pero también por la de sus familias y la de todos los vecinos, ya que así podemos evitar la propagación del virus y proteger de nuevos contagios”, ha explicado la alcaldesa, Yolanda Cuenca.

A medida que el resto de empleados municipales se vayan incorporando a sus puestos de trabajo, se les irá sometiendo a la prueba para que puedan volver progresivamente a la actividad con todas las garantías. Además, se transmite un mensaje de seguridad y tranquilidad a los trabajadores y a sus familias, y se conocer mejor la situación epidemiológica de los empleados que han estado en primera línea de batalla desde hace más de dos meses.

Mayores medidas de prevención

Esta medida está dentro del plan desescalada que está adoptando el consistorio peraleño y que se une a la instalación de una veintena mamparas protectoras en todas las dependencias municipales, ya sea en el propio Ayuntamiento como en las instalaciones deportivas, el juzgado de paz o la sede de la Policía Local.

Además, el consistorio ha adquirido diversas alfombrillas desinfectantes y dispensadores de gel hidroalcohólico para que todo aquel que acceda al interior de espacios públicos como la casita de niños, el centro cultural o los inmuebles municipales, lo haga en las condiciones de higiene adecuadas para evitar la propagación del COVID-19.

También se procederá de nuevo a una exhaustiva desinfección de todos los espacios de trabajo, así como de las zonas deportivas y culturales. Se hará de la mano de una máquina de ozono cedida por la Hermandad de la Virgen del Castillo.

Son en total más de 30.000 euros los que el Ayuntamiento de Perales de Tajuña ha invertido en implementar diferentes medidas de prevención y seguridad en la lucha contra la propagación del Covid-19, como la adquisición de 6.000 mascarillas y guantes. Todo para ir recuperando progresivamente la actividad, pero siempre desde la máxima prudencia y precaución.

También te puede interesar