Los vecinos de Perales de Tajuña podrán pagar todos los tributos al Ayuntamiento hasta dentro de dos meses gracias a la aprobación de un nuevo calendario fiscal para 2020 que flexibiliza los plazos para el pago de los tributos y aplaza cobros para paliar las consecuencias económicas que la crisis sanitaria y social por coronavirus está teniendo en las familias y pequeños empresarios locales. Además, los ciudadanos se podrán acoger a planes individualizados para fraccionar el pago de las tasas e impuestos.

Este nuevo calendario retrasa y amplía los periodos de pago de los diferentes impuestos, aplaza los recibos domiciliados del IBI y pospone al segundo periodo fiscal el cobro de algunos tributos que se venían realizando en el primer periodo con el fin de aligerar la carga fiscal.

De esta manera, las liquidaciones notificadas antes del 18 de marzo, y cuyo plazo venza con posterioridad a esta fecha, podrán ser abonadas hasta el 30 de mayo, mientras que aquellas notificadas después de esa fecha, tendrá de plazo hasta el 20 de junio.

La medida aprobada por el Ayuntamiento afectará directamente a los recibos más comunes, como el de la recogida de basuras, vados, así como al impuesto de vehículos de tracción mecánica. Además, también se amplía el pago de todo tipo de liquidaciones de plusvalías, ICIO, tasas municipales y de las deudas con la recaudación municipal.

“En esta crisis, tenemos que estar con las familias y los empresarios peraleños. La ampliación y fraccionamiento supondrán una merma en los ingresos de las arcas municipales, pero tenemos la convicción que donde mejor está el dinero en estos momentos es en los bolsillos de todos los vecinos”, ha explicado la alcaldesa, Yolanda Cuenca. La regidora ha querido incidir en que el Consistorio tiene “poco ámbito competencial en lo referente a los impuestos, pero vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que su pago no sea una pesada carga para las familias”.

La primera edil también ha anunciado que no sólo se amplían los plazos de pagos, sino que se ha dado orden a la empresa que se encarga de la recaudación municipal para que facilite en todo lo posible el fraccionamiento y aplazamiento de los pagos de impuestos: “Facilitando el fraccionamiento y aplazamiento, el vecino verá aligerada su carga fiscal para poder asumirla mejor”.

“La buena situación económica del Ayuntamiento que hemos conseguido entre todos a lo largo de los últimos años ahora podemos ‘devolvérsela’ a los vecinos con este tipo de medidas encaminadas a paliar la grave situación que viven muchas familias con la disminución de sus ingresos”, ha comentado Cuenca, recordando que éstas medidas se unen a todas las acciones sociales que, desde que comenzó la crisis, ha venido impulsando el Consistorio.

También te puede interesar