Ante los medios de comunicación, Guillermo Hita ha recordado que su indignación ha subido de grado, al conocer que la Comunidad de Madrid no tiene intención de aumentar el número de convoyes de la línea 9b, en respuesta a una pregunta en la Asamblea de Madrid “lo que indica – ha señalado-, que los ciudadanos y ciudadanas de Arganda van tener que seguir aguantando las pérdidas de tiempo por tener que dejar pasar algunos convoyes, porque los vagones van llenos y se sufren agobios y apreturas continuas”. Un dato que ha servido a Guillermo Hita para apuntar que la reciente renovación de la línea, no ha servido para mejorar el servicio que sigue teniendo cortes y esperas constantes en el recorrido.

En este sentido, Guillermo Hita ha remarcado que la A3 es la única radial que no tiene un intercambiador de autobuses que agilice los trayectos y mejore el funcionamiento de las líneas que comunican con Madrid, “lo que unido a un Metro muy deficiente – he recalcado el Alcalde–, va a generar muy serios problemas de movilidad a los ciudadanos y ciudadanas de la Comarca del Sureste, cuando entre en vigor el Plan Madrid Central. “Y lo malo – ha concluido-, es que la Comunidad ni propone ni da soluciones de nada”.

Lo mismo sucede con el prometido nuevo Instituto público que sigue sin tener un proyecto definido, después de que la Comunidad haya fijado un presupuesto de tan solo 700 mil euros para su construcción en los presupuestos de 2019. “A pesar de la falta reiterada de interés por parte de la Comunidad de Madrid – ha afirmado Guillermo Hita-, tengo la esperanza de que en el periodo de enmiendas a los Presupuestos en la Asamblea de Madrid, se puedan introducir enmiendas que permitan su construcción”.

En otro orden de cosas, el Alcalde se ha mostrado muy orgulloso de haber sido elegido por su partido para ser candidato en las próximas elecciones, en las que espera contar con el apoyo ciudadano para revalidar la Alcaldía. A este respecto ha expuesto que esta Legislatura ha sido la de evitar la quiebra del Ayuntamiento y de la empresa municipal ESMAR, de reducir la abultada deuda de 156 millones hasta dejarla en alrededor de 115 millones, y de equilibrar las cuentas sin recortes de los servicios y ayudas sociales. “Puedo decir con orgullo –ha manifestado-, que hemos sacado a Arganda del grupo de Ayuntamientos que han necesitado rescate financiero. Una vez equilibradas las cuentas, en la próxima Legislatura aumentaremos las inversiones para nuevos proyectos para los barrios del municipio, que ya hemos empezado en este final de la Legislatura con una inversión global de 6 millones de euros”.

 

También te puede interesar