Casi dos años ha tardado en salir el juicio por el asesinato de una vecina en Rivas. La Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales 26 años de cárcel para un joven de 19 años acusado de matar en 2016 a su expareja, de 40, asestándola siete puñaladas en el domicilio de ella en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid cuando tenía una orden judicial para no acercarse a la víctima.

La Audiencia Provincial de Madrid celebrará a partir del próximo lunes el juicio con jurado del acusado por estos hechos, Nelson Enrique P.T., que se enfrenta a esa petición de pena como presunto autor de los delitos de quebrantamiento de medida cautelar y asesinato con la circunstancia agravante de parentesco.

Según relata el fiscal en su informe, Nelson Enrique P.T., “aprovechándose de su corpulencia física y de la diferencia de edad con su pareja, se abalanzó sobre ella portando un cuchillo de 15 centímetros de longitud y le asestó siete puñaladas que le costaron la vida”, unos hechos que ocurrieron el 31 de diciembre de 2016.

El acusado tenía prohibido acercarse a su víctima a un radio inferior a 200 metros por una orden de protección dictada en un procedimiento que se seguía contra él en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda del Rey (Madrid) por la supuesta comisión de un delito de maltrato.

También te puede interesar