Rivas es una ciudad muy joven si la comparamos con el resto de municipios de España. Eso es una realidad que la ciudadanía de Rivas conoce, pero existe otra que no se suele tener en cuenta: el éxito que como sociedad supone la larga esperanza de vida de la población, plantea un gran reto a todos los gobiernos a nivel general y nuestro municipio no escapa a esta realidad.

Con las tendencias actuales dentro de cinco años duplicaremos la cantidad de personas que superan los 66 años, actualmente son 5.647  y dentro de diez la habremos sextuplicado. Por esa razón en la Concejalía de Mayores estamos muy interesados en prevenir y trabajar para que Rivas Vaciamadrid sea un buen lugar para envejecer y que tenga los recursos necesarios en todos los aspectos: salud, deporte, cultura, ocio, vivienda y naturalmente dependencia, cuando no se tenga ya otra alternativa.

Por desgracia sufrimos el mismo problema que en otras áreas, muchos de los servicios necesarios para lograr una ciudad amigable con las personas mayores no son competencia del ayuntamiento, es necesario que exista un traspaso de recursos económicos y un cambio legislativo que otorgue competencias para abordar con garantía de éxito este objetivo.

A pesar de esta situación, tenemos claros los criterios que deben regir la atención a las personas mayores con grado de dependencia que son atendidas en los Centros de Día.

Actualmente estamos en la fase de licitación para que diferentes empresas puedan llevar adelante la gestión del Centro de Día Concepción Arenal, gracias al convenio de colaboración entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Rivas, así como el Programa de Prevención de la Dependencia del Centro Felipe II con 23 plazas exclusivamente municipales.

El objetivo es promover la mayor autonomía personal posible, retrasando el deterioro físico y mental. Otro aspecto es conseguir que las personas permanezcan en su entorno comunitario el mayor tiempo posible, apoyando a las familias. También buscamos que cualquier intervención con personas mayores implemente la Metodología de Atención Centrada en la Persona.

Desde Podemos defendemos la gestión pública de todas aquellos servicios que consideramos esenciales para el bienestar de la ciudadanía. Desde nuestra Concejalía de Servicios Sociales y Mayores con las competencias delegadas por la Comunidad de Madrid, nuestra principal función es establecer los condicionantes para que estas licitaciones recaigan en empresas solventes y muy profesionales, que sean respetuosas con los derechos de las personas que trabajan para ellas y con métodos de trabajo  como los descritos con anterioridad.

La empresa que entre a gestionar este servicio debe cumplir una serie de condiciones. Nos interesa una gestión del centro más humana y que no esté centrada en la obtención de beneficios económicos a cualquier coste. Por esa razón la licitación solo se otorgará a la empresa que acepte los criterios que  planteamos.

Por ejemplo se establecerá un protocolo de Buen Trato a las personas mayores en el que participarán la Concejalía, gericultoras, personas usuarias, familiares y cuidadoras. También será obligación crear un Programa de Atención Personalizada consensuado con cada persona usuaria, familiar o cuidadora. La Concejalía de Servicios Sociales podrá aprobar la contratación de Personal y podrá proponer por motivos justificados la sustitución. Será obligatorio una formación y sensibilización para todo el personal, pero especialmente para aquel que está más cercano a las personas mayores, en la Metodología de Atención Centrada en la Persona. Además trimestralmente la empresa deberá presentar una evaluación de servicios y anualmente una Memoria que asegure el control por parte del ayuntamiento.

También hemos querido hacer hincapié en las personas a la hora de establecer los criterios para otorgar la licitación, para ello hemos querido remarcar más  que el ahorro económico que le suponga al ayuntamiento; un plan de formación continuo para los especialistas, servicios complementarios psicosociales para ayudar a las usuarias y  las familias, innovación en el tratamiento del deterioro cognitivo o la realización de actividades fuera del centro.

Todas estas medidas nos permiten que a pesar de no ser de gestión pública el servicio, desde el ayuntamiento nos podamos asegurar que nuestra ciudadanía mayor pueda tener una atención digna, que mejore sus condiciones de vida y le permita estar integradas en nuestra comunidad.

Por todas estas razones, tengo la certeza de que conseguiremos dar un buen servicio a la ciudadanía de Rivas y que en un futuro, cuando nos encontremos gobernando la Comunidad de Madrid conseguiremos hacer cambios más drásticos y profundos para que el envejecimiento activo de su colectivo de mayores en nuestra ciudad, sea el que se merece, quienes ya han contribuido con el buen desarrollo de la sociedad en que viven.

Dori Fernández Peloche – Concejala de Mayores y Bienestar Social.

También te puede interesar