El Gobierno de la Comunidad de Madrid, parece decidido a potenciar la educación ‘telemática’. “La tecnología ha venido para quedarse y vamos a trabajar para reforzar todas las plataformas de las que disponemos”, ha señalado la presidenta del Gobierno regional a un grupo de maestros y profesores de la educación pública, concertada y privada con el que se ha reunido hoy en la Real Casa de Correos. Se trata de un foro de diálogo abierto que la presidenta madrileña quiere mantener para seguir “trabajando en la educación del futuro”.

El Plan de Reactivación que la Comunidad de Madrid ha diseñado contempla una decidida apuesta por la formación a distancia. Al margen de que el Gobierno autonómico, estudia todas las opciones para volver con la máxima seguridad a las clases el próximo curso, se van a acometer diferentes actuaciones centradas en la educación a distancia. El objetivo es atender adecuadamente la alta demanda y el tráfico de datos que se generará ante la actividad on-line generalizada y el acceso masivo a la plataforma EducaMadrid.

EducaMadrid ha pasado de servir 5 millones de páginas diarias a los centros, antes de la suspensión de las clases presenciales, a 13.500.000. Esto supone un tráfico diario a 6,68 terabytes (frente a los 748.000 gigabits anteriores), 4,8 millones de páginas descargadas de aulas virtuales y más de 3 millones de emails diarios.

De cara al próximo curso, la Consejería de Educación y Juventud va a proceder a la mejora de la infraestructura actual para dotarla de mayor capacidad de procesamiento, implementar un sistema de videoconferencia integrado y desarrollos para la adaptación de aulas virtuales de a todos los niveles educativos (Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP).

El Gobierno de la CM apostará por la evaluación en el tercer trimestre con el fin de no dar por perdida esta etapa.

Tanto el Gobierno como el grupo de profesionales han coincidido en la necesidad de seguir prestando atención preferente a los alumnos de los entornos socioeconómicos más desfavorecidos o con necesidades educativas especiales.

Durante la pandemia, la Comunidad de Madrid ha distribuido 3.500 tablets y tarjetas SIM para que los alumnos de centros públicos que no contaran con recursos tecnológicos pudieran continuar con su aprendizaje desde sus casas. Según los datos ofrecidos por la Inspección Educativa, la mayoría de los alumnos han podido continuar su formación.

El 92,72% de los centros educativos de la Comunidad está utilizando el teletrabajo desde la primera semana de la suspensión de las clases presenciales. Por su parte, el restante 7,28% emplea un sistema mixto que combina la actividad a distancia con las actividades impresas.

También te puede interesar