La Policía Nacional ha detenido a dos atracadores que cometieron nueve asaltos con armas de fuego a entidades bancarias de la provincia de Madrid tras haberse fugado de las cárceles en las que cumplían condenas por hechos similares.

Los arrestados actuaban en solitario de forma individual y uno de ellos llegó a cometer seis asaltos, cuatro en la ciudad de Madrid y dos en la de Alcalá de Henares, en poco más de tres meses, informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

En sus acciones se acercaba al mostrador con una pistola y entregaba a los empleados una nota manuscrita en la que ponía la palabra «ATRACO».

La investigación comenzó a principios del pasado mes de octubre tras cometerse un atraco en una sucursal bancaria de Alcalá de Henares donde se apoderó de nueve mil euros tras enseñar la nota en la que advertía de que se estaba cometiendo el asalto.

Posteriormente se sucedieron otro atraco en Alcalá de Henares y cuatro en Madrid con el mismo procedimiento de mostrar un pequeño papel para advertir del asalto.

Este detenido esperaba en el interior de los bancos su turno como un cliente más, cometía los robos en muy poco tiempo; para huir del lugar utilizaba distintos medios de transporte y llegó a emplear una bicicleta para escapar de una de las sucursales bancarias.

Tras varios meses de pesquisas los agentes lograron detenerle en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid cuando iba con la bicicleta en la que escapó de una de sus acciones.

Fue puesto a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión por los atracos, por estar fugado y como presunto autor también de un delito de falsedad documental ya que utilizaba una tarjeta de identidad de extranjero falsa, con la fotografía de otra persona.

Los mismos investigadores también han detenido al presunto autor de otros tres atracos cometidos en poco más de un mes en la capital madrileña.

Se trata de un histórico atracador con un amplio historial delictivo que igualmente empleaba un arma de fuego en los asaltos que se le atribuyen en los que llegó a apoderarse de casi seis mil euros.

En su arresto le fue intervenido un documento de identidad presuntamente sustraído a un ciudadano de similares características físicas a las suyas.

Además le constaban tres reclamaciones judiciales, por lo que también fue decretado su ingreso en prisión.

También te puede interesar