Una pareja ha sido detenida en Rivas tras detectarse que vendían sustancias estupefacientes en su propia vivienda. Sus clientes eran, en muchos casos, menores de edad.

Agentes de la Guardia Civil con destino en el Área de Investigación de Rivas Vaciamadrid han detenido a una pareja que presuntamente se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes, siendo el punto de distribución su propia vivienda.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, la investigación se inició el pasado mes de abril, a raíz de las quejas vecinales que alertaban del continuo trasiego de jóvenes a una vivienda de la urbanización y que provocaban diversas molestias a los vecinos. Esto hacía sospechar que pudieran acudir hasta el lugar a comprar algún tipo de sustancia ilegal.

En un primer lugar los agentes procedieron a identificar y denunciar a jóvenes, muchos de ellos menores de edad, quienes portaban, en el momento de ser requeridos por la Guardia Civil, sustancias estupefacientes. Manifestaron voluntariamente que las habían adquirido en una vivienda de la urbanización.

Gracias a los datos aportados por los vecinos se logró ubicar la vivienda e identificar a sus propietarios. Posteriormente, con la correspondiente autorización judicial se realizó un registro en el domicilio donde se localizaron cerca de 256 gramos, útiles para el pesaje y distribución de la misma, casi 250 euros en dinero fraccionado, 18 teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles, una caja fuerte que contenía una tableta de hachís y una balanza de precisión, una máquina de diagnosis de vehículos, tres turismos, una motocicleta, armas blancas, y una réplica de un arma de avancarga, además de cartuchería.

El hallazgo de las sustancias, propició la detención de J.M.S.C., y de su pareja M.C.B.S., por su presunta implicación en un delito contra la salud pública.

También te puede interesar