¿MUNICIPALIZACIÓN DE LA EMV?

SEIS trabajadoras de la EMV de Rivas nos vamos a la calle a pesar de la apuesta de la municipalización que prometió el alcalde, Pedro del Cura, como uno de sus objetivos políticos.

Desde el inicio de su elección en mayo de 2014, el alcalde ha dejado claro que la EMV debía ser un servicio municipalizado, y así las cosas, en febrero de 2016 el consistorio anunció a bombo y platillo que se entregaba la gestión de la EMV a la otra Empresa Pública de Rivas, “RIVAMADRID”, como fórmula idónea para la adecuación del proceso de municipalización a los límites impuestos por la ley de sostenibilidad financiera, subrogando a 5 de nuestras compañeras y compañeros para prestar el servicio.

Pero no es oro todo lo que reluce. No se subrogó a todos los trabajadores, seis trabajadoras nos quedamosfuera de ésta situación, y hemos continuado prestando el servicio de promoción de vivienda y atención a la ciudadanía de la EMV pero desde la antigua empresa gestora, cuya finalización de sus servicios nunca ha estado definida, con la incertidumbre de la perspectiva de futuro para todas nosotras.

El pasado 12 de agosto se nos comunica que la empresa gestora, cesa en el ejercicio de su actividad en la EMV tras darse por concluido el contrato entre ambas partes y que por tanto el día 21 debíamos personarnos en nuestros puestos de trabajo a los que estamos adscritas, lo cual hacemos y tras entrar y acomodarnos como habitualmente, nos indica el conserje de la oficina que no podemos estar allí, ya que tiene “órdenes expresas de no dejarnos pasar”.

Perplejas pero obedientes, salimos de la EMV, y nos damos cuenta de la situación en la que nos encontramos, NOS ACABAN DE DEJAR EN LA CALLE.¿Cómo puede estar sucediendo esto, si no hemos podido ni recoger nuestros enseres personales?.

No nos han dejado más alternativa que acudir a los tribunales para defender nuestros puestos de trabajo, lo que además supone que mientras dure el proceso no podemos percibir la prestación por desempleo hasta que recaiga sentencia. No solo nos dejan en la calle, sino que nos dejan en una situación de vulnerabilidad máxima, sin posibilidad de ingreso alguno.

– En febrero de 2016, el primer edil, D. Pedro del Cura, recuerda que una de las promesas electorales de la formación Somos Rivas era ahondar en la municipalización de servicios externalizados, y literalmente añade que «La gestión más eficiente de las competencias que son municipales, como es el caso dela gestión de la vivienda pública, no tiene por qué suponer despidos ni una merma en la calidad del servicio público».

Solo pedimos una explicación coherente de porqué ahora no se establece la misma fórmula que para nuestras compañeras y compañeros en 2016; no concebimos cómo se quiere prescindir de trabajadoras con tanta experiencia en ésta gestión y sin embargo se apuesta por seguir a día de hoy privatizando determinados contratos y servicios para suplir las carencias de personal existentes, ya que la EMV no dispone de un equipo completo de profesionales, al no contar con personal técnico, jurídico, así como con la evidente insuficiencia del personal actual que es necesario para poder llevar a cabo la prestación del servicio a la ciudadanía de una manera correcta.

Rivas es una enseña de la defensa de lo público a nivel nacional, pretendiendo dar mejor servicio y además otorgar de mejores condiciones de trabajo al personal a su cargo.Por tanto, no entendemos por qué en este caso somos una excepción al criterio adoptado y seguido, ya que en un momento de crisis como en el que  nos encontramos, donde el consistorio se erige en la obligación de ofrecer una coraza para su gente(en palabras del propio alcalde),en cambio se nos castiga hasta la más total y absoluta indiferencia.

Simplemente apelamos a la sensatez.

Trabajadoras afectadas