Se ha detenido a 8 personas, dos de ellas por delitos de receptación, y a una más se la ha tomado manifestación como investigada, por 15 delitos de robo cometidos en localidades de las provincias de Madrid, Segovia, Valencia, Burgos, Lérida, Vizcaya, Toledo, y uno en Francia.

A raíz de varios avisos de ciudadanos que alertaron a la Guardia Civil sobre movimientos extraños de un vehículo en la localidad de Camarena, agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Valmojado iniciaron, el pasado mes de julio, una investigación para determinar si los ocupantes de este vehículo estaban relacionados con varios delitos de robo en camiones que se habían producido en su demarcación, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

La Guardia Civil de Toledo y la Policía Municipal de Madrid han detenido a los ocho integrantes de una banda que robaba en áreas de descanso de siete provincias, entre ellas Bizkaia, la mercancía de los camiones estacionados en áreas de servicios, de los que llegaron a sustraer género valorado en más de 500.000 euros. En la operación conjunta, denominada ‘CAPAGA’, se ha arrestado a ocho individuos y se ha tomado declaración a otra persona, en calidad de investigada, por 15 delitos de robo cometidos en localidades de las provincias de Bizkaia, Madrid, Segovia, Valencia, Burgos, Lérida yToledo, y uno en Francia.

La banda estaba perfectamente organizada ya que estudiaban y analizaban las distintas áreas de descanso donde los transportistas paraban para descansar y pernoctar. Uno de ellos hacía labores de vigilancia, mientras que los demás estacionaban uno de los dos camiones que utilizaban para transportar los efectos robados junto a los demás vehículos para no levantar sospechas. Después rajaban las lonas de protección de los semirremolques y comprobaban qué carga llevaban. Si era de su interés, cortaban el precinto y fracturaban la puerta de acceso. Posteriormente, en pocos minutos, trasladaban la carga de un camión a otro y huían con el género hasta Madrid capital, utilizando un vehículo lanzadera que les alertaba de posibles controles policiales.

Estos delincuentes intentaban «colocar», en apenas unas horas, la mercancía robada y el resto lo llevaban hasta un almacén ubicado en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, donde unos receptadores lo ponían a la venta en pequeñas cantidades como «venta de oportunidades». En el transcurso de esta operación, los investigadores localizaron e interceptaron 3.600 kilos de langostinos sustraídos en cajas que, con la colaboración de los servicios sanitarios, fueron retirados y destruidos cuando estaban intentando comercializarlos en Mercamadrid.

Seis personas fueron detenidas en distintos barrios de la capital, Puente Vallecas, Carabanchel, Pan Bendito, Usera y Villaverde, y se le imputan 15 delitos de robo con fuerza. Otros dos han sido arrestados por delitos de receptación y se ha tomado manifestación como investigada no detenida a otra más por estar relacionada con estos delitos. Las diligencias han sido realizadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondientes de Guardia de Valdemoro y la operación sigue abierta, por lo que no se descarta que se esclarezcan otros delitos de robo de estas características.

También te puede interesar