El Ayuntamiento de Madrid ha derribado esta mañana tres viviendas que se estaban construyendo en suelo ilegal en el sector 5 de la Cañada Real. Agentes de la policía municipal de Rivas Vaciamadrid, desde el término colindante a la actuación, han ofrecido su colaboración y apoyo, en cumplimiento del convenio entre la policía ripense y la policía municipal de Madrid. “Se trata de una actuación concreta que paraliza la delincuencia y las actuaciones ilegales en el borde de nuestra ciudad”, ha señalado Santiago Anes, director general del Ayuntamiento de Rivas y representante del mismo en la Comisión de Seguimiento del Pacto de la Cañada Real. La operación se enmarca además en el contexto de dicho acuerdo, alcanzado por todos los grupos de la Asamblea de Madrid en mayo de 2017 con los ayuntamientos de Rivas Vaciamadrid, Coslada y Madrid.

La construcción de las viviendas ahora derribadas se produjo en terreno no urbanizable, un espacio que no asegura las condiciones mínimas de habitabilidad ni seguridad y que infringe las normas básicas de salubridad y calidad ambiental. El derribo, realizado por el Ayuntamiento de Madrid, se suma a las medidas impulsadas por un pacto regional que pretende acabar con la exclusión social y, sobre todo, dignificar las condiciones de vida de quienes residen en la Cañada.

También te puede interesar