CCOO ha registrado una denuncia ante Salud Pública contra la Consejería de Educación por «infracciones contra la normativa de prevención de riesgos» en los centros educativos, al haber entregado material de protección «insuficiente y que no cuenta con el debido sello de homologación europea» para la reapertura de los colegios el 18 de mayo para tareas administrativas.

En el escrito, enviado a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad madrileña, CCOO denuncia tanto a la Consejería de Educación como a las Direcciones de Área Territorial (DAT) educativas de Madrid Capital, Madrid-Este, Madrid-Norte, Madrid-Oeste y Madrid-Sur, por cursar unas instrucciones a los centros que «infringen la normativa de prevención de riesgos laborales y sanitarios».

La Consejería de Educación dictó una resolución el 17 de mayo en la que dictaba «instrucciones para la reapertura de los centros el día 18 de mayo como si se tratara de la fase 1, a la que no había pasado la Comunidad de Madrid», lo que motivó que CCOO presentara dos denuncias ante la Inspección de Trabajo los días 18 y 22 de mayo.

En ellas, instaba a la Consejería y a las DAT, a través de los delegados de prevención, a realizar «la necesaria y urgente evaluación de riesgos para proponer y adoptar medidas preventivas» ante la apertura de los colegios para los equipos directivos, servicios de limpieza y atención a las familias que no pudiesen hacer por vía telemática la reserva de plaza escolar para el próximo curso.

Igualmente, CCOO exigía que se convocaran los Comités de Seguridad y salud con los que pudiera «acordarse un protocolo para la reincorporación a los centros educativos, peticiones a las que la Consejería no ha respondido», explica el sindicato en un comunicado.

El material de protección contra la COVID-19 que la Consejería ha entregado a los centros es «insuficiente, y denuncia que las mascarillas carecen de etiquetado homologado, no poseen referencia para su identificación ni marcado CE ni etiqueta con datos o instrucciones en español. Además, la empresa fabricante no figura en internet».

Asimismo, el sindicato ha denunciado «reiteradamente que las instrucciones encarguen al personal de los centros educativos la recogida del material de protección, pese a que estos no disponen de información técnica en materia de seguridad y salud frente al Covid-19», y que esa recogida debería haberse producido «previamente a la incorporación del personal a los centros».

También critica que «toda la responsabilidad de la aplicación de las medidas preventivas recaiga en las direcciones de los centros, ya que los equipos directivos no han recibido la información ni la formación necesarias para llevar a cabo estas tareas, lo que podría exponerlos a situaciones cuando menos comprometidas», según la secretaria de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín.

«Hemos tenido noticias de que en algunos centros de Rivas-Vaciamadrid el material de protección se vaya a entregar durante la semana del 25 al 31 de mayo, lo que ha supuesto que el personal de esos centros haya estado trabajando sin los equipos necesarios desde el día 18 de mayo, fecha en que se decretó la apertura de los centros», añade.

Por último, Galvín critica que las instrucciones «no han tenido en cuenta las peculiaridades del alumnado de Educación Especial ni al de Educación infantil (entre cuatro meses y seis años), ni a los profesionales que trabajan con ellos. Ambos colectivos requieren medidas sanitarias concretas y extraordinarias que no se han previsto».

CCOO advierte de que la Consejería de Educación «sigue sin respetar la normativa de riesgos laborales. Por ello, seguirá emprendiendo las actuaciones necesarias legales necesarias que salvaguarden la salud pública», concluye. EFE