Érase una vez una localidad a pocos kilómetros de Madrid… Miren, no les voy a contar un cuento, como acostumbran muchos líderes políticos en estas columnas de opinión intentando justificar lo que no tiene explicación. Les voy a contar una realidad, la nuestra, la de Rivas, un municipio gobernado por un conglomerado de partidos de izquierda encabezado por Pedro del Cura. Pedro es un alcalde que siempre nos da un mensaje de escucha, de consenso, de conciliación… en definitiva, de acuerdo. Pero la realidad, como en los cuentos, muchas veces no es lo que parece.

A primeros de agosto hemos visto la verdadera cara del primer edil de Rivas, que es la de un político profesional, capaz de colaborar en una decisión injusta con tal de tener contentos a sus superiores: Sánchez e Iglesias.

La Federación Española de Municipios y Provincias de España sometía a votación la propuesta de Hacienda para que los ahorros de los ayuntamientos pasaran a disposición de la Administración Central. En ese momento, del Cura se abstuvo, con ello, y gracias al voto de calidad del Presidente Abel Caballero que es socialista, se aprobó la propuesta.

Lo más curioso de todo es que nuestro alcalde había afirmado reiteradamente en los días previos que estaba en contra de la propuesta. Algo que, quizá, le resultaba incómodo a diario puesto que el PSOE se había incorporado a su equipo de Gobierno en esas semanas.

Sorprende la posición del alcalde en un municipio que cuenta con 14 millones de superávit. Sobre todo, porque nuestro regidor ha utilizado la limitación de recursos que impuso Montoro para explicar por qué en Rivas hay determinados servicios que tienen menos personal del necesario o por qué otros no tienen la calidad que se merecen los vecinos de Rivas. Los autónomos, los empresarios, los parados y, en definitiva, todos los vecinos afectados por el Covid se preguntarán a qué se debe este giro en la opinión de nuestro regidor. Desde Ciudadanos creemos que es una decisión errónea. Con esta votación se ha roto el consenso en el municipalismo, algo inédito.

Con este recorte encubierto de recursos, en definitiva, se limitan las capacidades de la administración más cercana, la local, la que atiende los servicios sociales, la que se asegura que cuando tenemos un problema cotidiano se nos resuelva de la forma más rápida posible.

Desde Rivas apostamos por el consenso, por la política útil, porque creemos que hay otro camino para hacer las cosas. Queremos que, en la vuelta al cole, la administración local tenga un papel importante colaborando con otras administraciones para que nuestro municipio sea un ejemplo, dejando atrás la estrategia de la confrontación para dejar un Rivas mejor que el que nos encontramos al tomar posesión de nuestra acta.

Proponemos que se hagan pruebas PCR a los alumnos antes de incorporarse al colegio para blindar la seguridad en la vuelta al cole. Creemos que es posible ceder espacios municipales que están infrautilizados para asegurar la distancia social, hay que hacer desinfecciones semanales con ozono de los colegios para que los entornos sean seguros.

Es importante la propuesta, pero para todo esto, son indispensables los recursos económicos. Por eso, desde Ciudadanos, creemos que el alcalde tiene que dar explicaciones sobre por qué traicionó los intereses de los ripenses. Proponemos un pleno extraordinario donde le damos la oportunidad de cambiar de nuevo de parecer y volver a la lógica.

Es decir, Del Cura tiene la ocasión de dejar claro que nuestro jefe es el vecino, de recordar que hemos sido contratados mediante las urnas para un periodo de cuatro años y que, por lo tanto, tenemos que defender sus intereses, olvidando los intereses del partido.

También te puede interesar