COMUNICADO 22 FEBRERO
Las continuas agresiones a los servicios públicos (sanidad, educación,
dependencia y sobre todo pensiones), se ponen de manifiesto una vez más con
las vergonzosas declaraciones de la Sra. Bañez y la Sra. Villalobos, pidiendo
aumentar el cómputo para el cálculo de la pensión a toda la vida laboral y
aumentar la edad de jubilación a los 70 años. Estas declaraciones unidas a las
del Sr. Pedro Sánchez, proponiendo falsas soluciones con los impuestos
terminales como remedio al déficit de la Seguridad Social, nos indica que
estamos en campaña preelectoral y que una vez más el PSOE y el PP
pretenden utilizar el gravísimo problema, generado por ellos mismos en
las pensiones, para manipular electoralmente a 9,5 millones de
pensionistas.
Las reformas laborales y de pensiones llevadas a cabo por dichos partidos han
precarizado y exiliado a los jóvenes con salarios de miseria, provocan unas
cotizaciones insuficientes a la Seguridad Social y por tanto impiden unas
pensiones dignas. Se condena a más de 9 millones de pensionistas a la
pobreza. Jóvenes, trabajadores y pensionistas sufrimos las consecuencias de
la crisis que el sistema impone a la mayoría social.
Se gobierna para una minoría privilegiada que controla el poder
económico, bancos, eléctricas, y corporaciones del IBEX 35, empresas en
cuyos Consejos de Administración están los políticos que han hecho las
reformas laborales y de pensiones con el único objetivo de favorecer a
estas empresas. Desde estos consejos, nutridos por políticos del PSOE y PP,
se determina la subida de la luz en más del 12%, del gas un 10% y se lleva a la
mayoría social y a los pensionistas al empobrecimiento generalizado.
Escudándose en la argucia y el eufemismo engañoso que denominan “factor
de sostenibilidad”, los pensionistas cobraremos menos pensión según vaya
aumentando nuestra edad. En tanto se burlan del colectivo de pensionistas
aplicando un aumento de 2 € al mes a una pensión media y en simultáneo nos
roban 310 € al año sólo con la subida del IPC. La congelación del año 2011
supuso una pérdida del 2,9 %, la del 2012 el 1,9%, la pérdida del poder
adquisitivo de las pensiones en 2016 fue del 1,35% y la del año pasado 2017
tiene un promedio del 1,8% de pérdida, es decir, en los últimos años la pérdida
del valor de nuestras pensiones sólo por el IPC supera el 7%.
El IPC actúa sobre nuestras pensiones como un impuesto que el gobierno
del PP impone a los y las pensionistas de forma inmoral y perversa
mientras utiliza este dinero que se nos roba para darlo a bancos y
eléctricas y salvar sus cuentas financieras.
El gobierno del Partido Popular plantea para el año 2018 unos Presupuestos
Generales del Estado que condenan a la miseria a los pensionistas, no
garantiza las mismas, la miserable subida del 0,25% es no sólo insuficiente
frente a una inflación incontrolada que nos conduce a pensiones
asistenciales sino una auténtica burla que alcanza su culmen cuando
hemos visto a quienes se les conceden pensiones de 3000 euros
mensuales, que ni los más altos profesionales logran.
Los recortes del Plan presupuestario suponen para el año 2018 más de 5.000
millones, de los cuales 3.000 afectan pensiones y prestaciones sociales, 2.000
en Sanidad y 1.000 en Educación.
Las reformas del 27/2011 (PSOE) y del 23/2013 (PP) actúan como una losa y
suponen, según expertos y economistas, una pérdida a medio plazo de más del
35% del poder adquisitivo de las pensiones. Es evidente que este deterioro
del Sistema Público de Pensiones tiene un objetivo que es favorecer los
Planes Privados de Pensiones (PPP) y los Planes Privados de Empresa
(PPE), y con ellos a bancos y gestores de dichos planes.
Desde la Coordinadora Estatal Defensa Sistema Público de Pensiones
decimos que las pensiones son una cuestión de voluntad política, no es un
problema de gastos, sino de ingresos. España sólo aporta un 10,5% de su PIB
en pensiones, mientras países como Italia y Alemania llegan al 14,5%. Por ello
exigimos medidas políticas y administrativas que garanticen las mismas, y
deroguen aquellas reformas lesivas, reinstauren los derechos suprimidos y
supriman la pérdida del poder adquisitivo a través de los PGE.
Denunciamos las políticas que han llevado a la quiebra a la Seguridad Social a
la que esos partidos han lastrado con un déficit de 18.000 millones anuales, a
la desaparición, por saqueo, de la Hucha de pensiones y a los préstamos
endosados a la SS por valor de 25.000 millones (10.000 en 2017 y 15.000 en
2018). Desde la CEDSPP consideramos que debe ser una transferencia a
realizar desde los PGE a la Seguridad Social, en lugar de lo que están
haciendo, endeudarla con préstamos y saqueos continuos, cuyo objetivo
es provocar su deterioro y favorecer los PPP de la banca.
Desde la CEDSPP exigimos mantener el actual sistema de reparto, las
pensiones como un derecho constitucional, su inclusión en los PGE para
hacer frente a los posibles déficits del sistema y reenbolsar lo sustraído
de la hucha de las pensiones. Exigimos retomar la jubilación a los 65 años, la
jubilación sin penalización a los 40 años cotizados, así como retomar el
subsidio a los mayores de 52 años y la eliminación de toda discriminación que
actualmente vulnera los derechos humanos de la mujer.
Por ello, el próximo día 22 de febrero la Coordinadora Estatal por la
defensa del Sistema Público de Pensiones llama a pensionistas, a jóvenes
y a tod@s l@s trabajador@s del Estado español a concentrarse en las
plazas y organismos oficiales. TOD@S estamos implicad@s en esta tarea
de defender las pensiones públicas de hoy y del futuro. No permitiremos el robo
y el saqueo que el gobierno ha realizado y pretende hacer de ellas.
¡¡En defensa de pensiones públicas dignas!!
¡¡No al 0,25%!! ¡¡No a los recortes!!
¡¡El 22F TOD@S A LA CALLE!!
¡¡TODOS EL 22F A LAS 11,30H EN LA PLAZA DE LAS CORTES!!

También te puede interesar