Nosotros no consideramos impor­tante tener heridas en las manos o tener los dedos torcidos. Pero estos proble­mas señalan problemas en el cuerpo (débiles o estar propensos a sufrir enfer­medades). Para evitar esto hay que tratar de cuidar la mano, las articulaciones, etc. La gente no piensa que llevar ani­llos puede resultar perjudicial.

El color oro o dorado tonifica la energía y la plata o el color plateado dispersa la energía. Normalmente cuando se pro­duce una herida en la mano, en el futu­ro implicará que se produzca alguna enfermedad en la parte del cuerpo correspondiente. Si se tiene algún dedo torcido indica que ya está enfermo o que tiene mucha posibilidad de caer enfermo. Por tanto, podemos decir que al utilizar anillos, relojes, pendientes, collares, etc., podemos beneficiarnos o perjudicarnos, así es el caso de los ani­llos:

Dedo Pulgar: Trabaja en hígado y vesí­cula

Dedo índice: Trabaja con corazón e intestino delgado.

Dedo Corazón: Trabaja en el Bazo, Páncreas y Estómago.

Dedo Anular: Trabaja en Pulmón e Intestino Grueso.

Dedo Meñique: Trabaja en el Riñón y Vejiga.

Otros Casos:

Para problemas musculares y de agresividad suele ser mejor la plata. Para la tensión baja, mejor el oro en el dedo índice. Al tener siempre ganas de comer mejor en el dedo corazón. Al igual que si nos apetece mucho el dulce, mejor plata en el dedo meñique, si hay debilidad, mejor el oro. Pero esto no es siempre tan fácil, ya que hay que tener en cuenta cual es la mano conve­niente. En la mano izquierda o en la mano derecha. El determinarlo depende de la constitución y del momento con­creto en todos sus aspectos: clima, ambien­te, etc. Por esto, podemos pensar que no siempre hay que ponerse los ani­llos en los mis­mos dedos ni en la misma mano, ya que nuestro estado cambia y por tanto cambian las posiciones en las que en un determina­do momento nos puede favorecer o en otras nos puede perjudicar. Cuándo no sabemos dónde ponerlo, mejor es no ponerse nada en las manos.

Pongamos un ejemplo con los ani­llos de boda. El anillo de boda suele ser de oro y se coloca en el dedo anular. El dedo anular se identifica como el pulmón, (y el pulmón es UM), poniéndose un anillo en la mano izquierda tendrá una situación compatible, aunque si la per­sona es delgada y se pone un anillo de plata le puede producir nervios y agre­sividad. Siendo en este caso mejor ponerse un anillo de oro.

Lo contado anteriormente no se verifica en un 100% de certeza, puesto que lo dicho depende del momento y de la circuns­tancia. Hay que estudiar al paciente para poder utilizar este método, ya que si se sabe emplear el método es eficaz, si no lo mejor es no llevar nada en la mano.

Muchas veces vemos a gente joven y a mayo­res que inte­rrumpen el cir­culo UM-YANG, y esto puede hacer que cambie su personalidad y su condición física.

Es posible que pensemos que no influye pero si se analiza con calma podemos saber su influencia. Lo mejor es no llevar nada puesto o por lo menos llevar el mínimo de abalorios y tatuajes posibles, dejando libres las manos, las orejas, las muñecas y cualquier sitio, es decir, dejar todo el cuerpo tal y como hemos nacido.