El agua es uno de los compuestos más abundantes de la
naturaleza y cubre aproximadamente las tres cuartas partes de la superficie de la
tierra, pero menos del 1% está disponible para el consumo humano, y en algunas
zonas es menos accesible que en otras. Esta situación provoca que sea la principal
fuente de muerte y enfermedad en el mundo, especialmente en la infancia. Asimismo,
más del 80% de los desastres y emergencias están relacionados con el agua.

La mayor parte del agua que entra en nuestros edificios sale de forma residual
cargada de contaminantes que precisan de costosos procesos de depuración. Tanto la
escasez de agua como su contaminación, entrañan graves riesgos para la salud
humana, afectando a la producción y consumo de alimentos y favoreciendo la
propagación de enfermedades de transmisión gastrointestinal.

El consumo medio de agua en los hogares en España se encuentra en 136 litros
por persona y día, un 30% más que en el periodo anterior, según los últimos datos
recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En la Comunidad de Madrid,
el consumo es de 133 litros por habitante al día.

Ante la necesidad de ahorro de este recurso natural imprescindible, Cruz Roja
recomienda 6 consejos para hacer un uso responsable:

1. Instale grifos monomando: regulan mejor la temperatura y disminuyen el
consumo de agua hasta un 50%. También puede colocar difusores
(perlizadores) en los grifos y alcachofas de ducha; son dispositivos baratos y
fáciles de instalar.

2. Utilice la lavadora y el lavavajillas con carga completa y en programas cortos:
economizará un 40% de agua por lavado. Además, no enjuague los platos, si
los va a mater en el lavavajillas. Es preferible retirar los restos con una
servilleta.

3. Limite el tiempo de apertura del grifo: cerrarlo mientras no se utiliza supone un
ahorro de hasta 12 litros por minuto. A la hora del aseo, mejor ducha que baño,
ya que supone un ahorro del 80%.
Humanidad Imparcialidad Neutralidad Independencia Voluntariado Unidad Universalidad

4. Aproveche el agua fría previa a la salida del agua caliente: puede recogerla y
usarla para regar, fregar o rellenar la cisterna. También puede reciclar el agua
utilizada en la cocina para regar las plantas.

5. Limite la descarga de la cisterna: usando doble pulsador, o introduciendo una
botella de 2 litros (ocupa espacio y reduce a la mitad el agua por descarga, de
12 a 6 litros).

6. Repare los grifos con pérdidas: una gota/segundo equivale a 30 litros al día.

Este día supone también una oportunidad para reflexionar sobre cómo acelerar la
consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) dentro del marco de
la Agenda 2030.

Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el
saneamiento para todos

La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial. El agua libre de
impurezas y accesible para todas las personas es parte esencial del mundo en que
queremos vivir.

La escasez de recursos hídricos, la mala calidad del agua y el saneamiento
inadecuado influyen negativamente en la seguridad alimentaria, las opciones de
medios de subsistencia y las oportunidades de educación para las familias con
escasez de recursos en todo el mundo. La sequía afecta a algunos de los países más
pobres del mundo, recrudeciendo así el hambre y la desnutrición.

Las enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento siguen estando entre
las principales causas de fallecimiento de menores de 5 años; más de 800 mueren
cada día por enfermedades diarreicas asociadas a la falta de higiene.

También te puede interesar