Arganda del Rey se transformará previsiblemente en el nuevo gran polo logístico de la región. La Comunidad de Madrid va a promover el desarrollo de un terreno del municipio del este con una superficie de más de 2,8 millones de metros cuadrados -el equivalente a unos 400 campos de fútbol- con el objetivo de atraer a empresas del sector de la distribución comercial y favorecer la creación de alrededor de 18.000 puestos de trabajo.

Para ello, entre otras medidas, el Gobierno de la Comunidad de Madrid va  a ofrecer al Ministerio de Fomento la posibilidad de financiar con fondos autonómicos la construcción de un tercer carril en ambos sentidos de la A-3 a su paso por la zona para facilitar el potencial incremento de la circulación. El trazado del nuevo desdoblamiento de la carretera de Valencia tendría una longitud de 10 kilómetros, conectaría con la localidad de Rivas, donde ahora se estrecha la vía, y supondría una inversión de 13-14 millones de euros.

El Gobierno autonómico (PP) no contemplan otra posibilidad que la de que sea aprobado dada la «importancia estratégica» del proyecto. Según señalan, estos terrenos «son muy atractivos» porque están situados en el Corredor del Mediterráneo, a 30 kilómetros de la Puerta del Sol, en la confluencia de la A-3 y de la R-3 y próximos a la M-40, M-45 y M-50.

Según cálculos orientativos, para finales de 2019 o principios de 2020 podrían sacarse ya a concurso las parcelas  listas para la construcción de las futuras naves industriales, ubicadas en el 85% de la superficie de este nuevo desarrollo que es de titularidad pública, mientras el resto corresponde a pequeños propietarios privados. Aunque aún no se ha cerrado al precio de venta al que comenzará la puja, a priori se trabaja con la hipótesis de una horquilla de entre 100 y 120 euros por metro cuadrado.

Con este proyecto el equipo de Cifuentes trata de buscar una solución al fracaso de la anterior iniciativa empresarial diseñada en tiempos de Esperanza Aguirre para dicho suelo industrial, que entre tanto sólo se ha utilizado para la celebración de varias ediciones del festival de música Rock in Rio.

El problema puede ser que todo esto no solo no alivie el problema de saturación de la A-3 sino que lo incremente aún más. Solo podrá evitarse si se lleva a cabo finalmente el enlace a la M50 o incluso se amplía la A-3 hasta enlazar con la M40 y M30.

También te puede interesar