Durante los primeros meses en los que he venido desarrollando mi labor como concejal en Rivas junto a mi equipo de colaboradores, hemos tenido la oportunidad de poder mantener reuniones con diferentes colectivos y asociaciones con el fin de conocer sus diferentes necesidades y demandas, con el fin de salvaguardar el buen funcionamiento de todo lo relacionado con nuestra localidad.

El pasado 8 de julio pudimos reunirnos con el sindicato CPPM de la Policía Local de Rivas Vaciamadrid, en un encuentro en que, primero, nos sorprendió que el concejal de Seguridad Ciudadana (nombrado el 18 de junio), aún no se hubiera presentado ante todos los miembros del Cuerpo. Y segundo: que el jefe de Policía Municipal careciera de despacho en el edificio de la Policía y que…¡no sea policía local de carrera! Es un alto funcionario de la Administración Pública.

El Equipo de Gobierno está muy preocupado porque el municipio no dispone de una Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Sin embargo, mantiene desamparada a la Policía Local, cuya competencia es la que le corresponde.

Como concejal en Rivas quiero mostrar mi inquietud por la inestabilidad laboral en que se encuentran los funcionarios de este cuerpo de seguridad, ante la ausencia de la adaptación del reglamento de la Policía Local con respecto a la ley 1/2018 del 22 de febrero, así como al reglamento de Segunda Actividad. “Esta desidia administrativa implica que no haya ni una ampliación de la plantilla ni la reclasificación de las escalas y categorías establecidas en el artículo 33 de dicha ley. La situación actual de la plantilla es de 115 policías cuando la situación ideal sería entre 160 y 165 policías. Desde el 2010 se han jubilado 15 agentes y solo se han cubierto 6 plazas, pero en comisión de servicio. Esta deficiencia repercute en una falta de efectivos por turno alarmante porque no se pueden cubrir los servicios de forma diligente y segura, tanto para los policías en particular, como para nuestros ciudadanos de Rivas, en general”.

¿Quién no recuerda que la biblioteca Gloria Fuertes estuvo dos años ocupada ilegalmente? Desde febrero de 2013 hasta febrero de 2015 los enemigos de la propiedad privada montaban sus fiestas, conciertos y botellones sin problema alguno. Y es que hubo instrucciones desde la Concejalía de Seguridad para que la Policía Local no interviniera.

“Preocupante nos resultó cuando nos trasladaron la mala situación de los medios y materiales policiales con los que cuentan, así como el mantenimiento de los coches patrulla que disponen de un renting caducado y en estado lamentable. Desde la desaparición de la Unidad Canina de nuestra Policía, muchos han sido los vecinos que han solicitado poder restablecer este servicio” Y es que no entienden cómo pudo dejar de existir una entidad como esa, pionera en España entre las policías locales (y más teniendo en cuenta que miembros de esta unidad, trabajaban en su tiempo libre para ayudar a la Asociación Perrutis, por la prevención del consumo de drogas de los jóvenes con el adiestramiento de perros y charlas en institutos). Por cierto, Perrutis, a día de hoy, tiene su futuro en el aire por la falta de ayudas concedidas desde nuestro Ayuntamiento.

La gran labor realizada por los agentes de Policía Local de Rivas (como ha sido el caso de los detenidos en agosto por robar baterías) y que se juegan el tipo para salvaguardar la seguridad pública, ven frustrado todo su esfuerzo profesional al no ser tratados por el Equipo de Gobierno como funcionarios del Ayuntamiento de Rivas en iguales condiciones que el resto. “Si el Consistorio ripense firmó en 2012 con todos los funcionarios que su jornada sería de 35 horas, no entendemos que los policiales mantengan las 37,5 horas”. Como concejal en Rivas Vaciamadrid reclamo al Alcalde que su reivindicación de equiparación salarial sea escuchada y tenida en cuenta y que se les debe otorgar mayor seguridad jurídica a todas sus actuaciones.

¡VIVA ESPAÑA!

Antonio Sanz