La Comunidad de Madrid ha mantenido hoy un encuentro con representantes del Ayuntamiento de la capital y de la Delegación del Gobierno en la región para buscar soluciones a los problemas surgidos en la Cañada Real Galiana tras los cortes de suministro eléctrico que está sufriendo este enclave madrileño desde hace varios días. Las tres administraciones han acordado de manera conjunta llevar a cabo un plan de choque urgente en materia de seguridad que contribuya a paliar la alarma social generada en la zona por este motivo.

El consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, de quien depende el Comisionado para la Cañada Real, ha subrayado la necesidad de buscar soluciones urgentes para resolver los problemas de las familias que allí residen. La Comunidad mantendrá próximas reuniones con la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia madrileños para abordar nuevas medidas que sirvan para solventar este incidente.

También te puede interesar