En nombre de la Comisión organizadora de la 2ª Marcha de Rivas «San Cinerato – Incineradora No»

Sede de Rivamadrid donde tiene su despacho la Concejalía de Transición Ecológica.

 

A petición de las entidades que apoyamos la, de momento frustrada, 2ª Marcha de Rivas «San Cinerato – Incineradora No», tuvimos una reunión el 6 de octubre 2020, a la que asistieron la Concejala de Transición Ecológica y el Gerente de Rivamadrid.

El 15 de octubre tuvo lugar una videoconferencia de las entidades solicitantes de la anterior reunión, para valorarla. En este encuentro virtual se acordó sacar esta nota de prensa1.

Resumimos las demandas que presentamos en la reunión con la concejalía, que están recogidas de forma más detallada en el documento titulado: Rivas Vaciamadrid debe de cambiar su política de Residuos2:

  • El Ayuntamiento de Rivas debe implicarse en la exigencia del plan de cierre de la incineradora de Valdemingómez y también en que se amplíe el estudio epidemiológico de la misma, realizado por encargo del Ayuntamiento de Madrid, para incluir a la población de Rivas Vaciamadrid.
  • El Ayuntamiento de Rivas debe avanzar en la orientación Residuos Cero, que rechaza la incineración y reduce al mínimo el vertido. Para ello debe acometer de forma urgente la recogida selectiva de la materia orgánica (MO), orientarse para compostar toda la MO recogida (familiar, comunitaria, agrocompostaje y centralizada en pequeñas plantas), reducir el uso de plásticos y favorecer la recogida de envases de bebidas mediante máquinas.
  • El Ayuntamiento de Rivas debe desmantelar la planta de Ecohispánica en Rivas, cuyo contrato ha vencido y cuya tecnología se está utilizando para impulsar incineradoras en América Latina y reconocer el error que constituyó la participación municipal en la misma.

Las respuestas sobre estos temas fueron de forma sintética:

Incineradora de Valdemingómez.

Según las propias palabras de la Sra. Concejala: «estando en contra de la incineradora, como administración que se dirige a otra administración [Ayuntamiento de Madrid], queremos plantearlo con una respuesta alternativa y un logro y avance en materia de residuos».

Política municipal de Residuos.

La Concejalía manifiesta su voluntad de avanzar hacia la economía circular y Residuos Cero. En un proceso en dos fases: una primera, mas institucional, por un pacto de ciudad por la economía circular y una segunda mas participativa, en la que incluirían para el tema de residuos a las entidades y agentes sociales y que acabaría con una nueva ordenanza de residuos

Para ello pondrán en marcha dos modelos piloto (5º contenedor y otra) de recogida separada de la materia orgánica (MO), para ver como se comportan y el nivel de impropios que contienen. Para el tratamiento de la MO, se retomará el control del actual compostaje familiar y se avanzará en el comunitario.

Las dos zonas de compostaje comunitarias no han funcionado por la falta de personal formado para mantenerlas, esto se resolverá y ampliarán a todos los barrios, cuando se hayan evaluado estas primeras zonas. Reconocen que hay un deterioro en la conciencia de separación de la población de Rivas.

Sin embargo con esas medidas no se llegaría más allá del 10% de las 15.000 Tm/año de MO que se producen en Rivas (40.000 Tm/año total de RSU). Por lo que se debe estudiar qué hacer con el resto. Están considerando plantas de compostaje de 30.000 Tm/año.

Sobre otros residuos van a buscar acuerdos con las empresas locales para reducir envases y promover la reutilización de lo que se lleva a los puntos limpios.

Planta de Ecohispánica

Nos informan que la decisión, sobre la continuidad o no de la planta de Ecohispánica, se tomará en esta legislatura. También añaden que Ecohispánica les ofrece tratar la MO separada y facilitar con ello la separación de los impropios y con el bioresiduo esterilizado hacer compost. Nos informan de que Ecohispánica ha cambiado su nombre por Econward (https://www.econward.com/). En relación con la desvinculación del Ayuntamiento con el uso de la tecnología de Ecohispánica para alimentar incineradoras en América Latina dicen que son cosas del pasado, que no les competen.

Nuestra valoración de lo que nos informan:

Sobre la política municipal de Residuos.

Para una población del tamaño de Rivas Vaciamadrid, nos parece una opción adecuada buscar un tratamiento de la materia orgánica al margen de Valdemingómez y Loeches, pues permite controlar cómo se hace y evitar sus riesgos (incineradoras y macro vertederos). También apoyamos que se controle y apoye mejor el compostaje familiar y se extienda el comunitario. En las experiencias habidas, la figura del maestro/a compostador es fundamental para el compostaje comunitario.

Para la fracción de MO, que no se trate por los anteriores medios, pensamos que la opción del agrocompostaje en las importantes fincas agrícolas de Rivas, es una opción que se debe considerar.

Para el resto de MO creemos que su tratamiento en plantas de compostaje en Rivas es adecuado. Mejor distribuido entre los barrios de procedencia de los residuos, que concentrada en una sola planta, como parece apuntar la cifra de 30.000 Tm. que se nos indicó. Las experiencias de compostaje aerobio (en presencia de oxígeno) dan mejores resultados en plantas mas pequeñas.

Sin embargo la posibilidad de que en la producción del compost intervenga la planta de Ecohispánica (o su tecnología) nos produce importantes dudas. El hecho de tratar MO recogida separadamente, permitiría legalmente hablar de la producción de compost, pero su producción efectiva es muy dificultosa. De entrada, la esterilización de los residuos que realiza la planta, necesita de un alto consumo de agua y energía, que el compostaje aerobio directo no precisa y sin duda crea mucho menos empleo. Además el proceso de esterilización contamina la parte orgánica de los residuos con los impropios, de forma mucho mas profunda de lo que lo haría una separación mecánica, pero es que además dicha esterilización acaba con las bacterias que producen las digestión de la materia orgánica. De modo que una vez tratados los residuos por la planta todavía no tenemos compost, por lo que hay que pasar a una nueva fase de producción del mismo, a partir del bioresiduo esterilizado. A esto hay que añadir que el coste de este tratamiento parcial no es pequeño, ya se le presentó la tecnología a la Mancomunidad del Este y fue descartada por cara.

Sobre el tratamiento de otros residuos y los puntos limpios esperaremos a disponer de mas información para opinar.

Sobre la Incineradora de Valdemingómez.

El mantenimiento sin límite de la Incineradora, o el inicio de un plan de cierre de la misma, se está jugando en la próximas semanas o meses. El convenio del Ayuntamiento de Madrid con Urbaser venció el pasado junio. Las bases del concurso que sustituya al vencido, todavía no están aprobadas pero lo serán próximamente. El gobierno municipal de Madrid se agarra a la anulación judicial de la estrategia de residuos del anterior gobierno, para desentenderse del plan de cierre de la incineradora (reducción al 50 % en 2022 y cierre en 2025). Pero dicho plan de cierre debería estar incluido en las bases del concurso, para tener alguna posibilidad de ser implementado.

El rechazo de la población ripense a la Incineradora se remonta a su proyecto y construcción, a comienzos de los años 90. El 16 de Junio de 2019, unas 300 personas participaron en la 1ª Marcha Feria de Rivas «San Cinerato – Incineradora No» y este año sólo la pandemia nos ha impedido realizarla de nuevo.

La incineradora siempre nos ha parecido un peligro potencial, por sus emisiones peligrosas, pero a medida que se envejece más estos peligros aumentan.

El que el Ayuntamiento de Rivas se manifieste a favor del plan de cierre de la incineradora no es una opción política más, sometida a la buena relación entre administraciones, es una obligación del Ayuntamiento de Rivas para con su población.

Ante esta situación creemos que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid debe manifestarse de forma expresa a favor de la inclusión del plan de cierre de la incineradora en el nuevo convenio para su gestión.

Además debe dirigirse al Ayuntamiento de Madrid para que se amplíe el estudio epidemiológico del año 2019 de la Incineradora, e incluir a la población de Rivas Vaciamadrid.

Sobre la planta de Ecohispánica.

Como hemos sugerido mas arriba, nos tememos que la nueva oferta de Ecohispánica de usar su tecnología para hacer compost sea uno más de sus proyectos fallidos de demostrar su utilidad y de hacer negocio con los residuos. Sin embargo vemos que el Ayuntamiento de Rivas persevera en poner su confianza en esa tecnología y empresa, como nos ha vuelto a manifestar la Concejalía de Transición Ecológica.

Creemos que es el momento de cortar con la empresa y tecnología, una vez que el contrato ha vencido, pero si el Ayuntamiento renueva el convenio para experimentar, esperamos sobretodo que no olvide otras alternativas, como las que defendemos.

Por último como Ecohispánica ha demostrado, en el caso de Temuco (Chile), que utilizó el nombre del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid para vender su tecnología, alimentando una Incineradora y puede intentar seguir haciéndolo en cualquier parte del mundo, seguimos exigiendo que el Ayuntamiento haga una declaración formal de rechazo a que su nombre se utilice para ese tipo de proyectos.

Rivas Vaciamadrid, a 27 de Octubre de 2020

Comisión organizadora 2ª Marcha de Rivas «San Cinerato – Incineradora No»

Planta de Econward (antes Ecohispánica), en terrenos de la Sede de Rivamadrid.

También te puede interesar