El pasado sábado, 20 de junio, miles de personas se movilizaron en defensa de la Sanidad Publica en cerca de cincuenta ciudades del Estado convocadas por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad CAS Estatal y más de 170 organizaciones sindicales, profesionales, sociales y políticas. En concreto en las siguientes ciudades:

Andalucía: Sevilla, Córdoba, Cádiz, Granada, Málaga, Huelva, Jaen, Sanlucar de Barrameda

Aragón: Zaragoza, Teruel, Huesca, Monzón, Sabiñánigo, Ainsa.

Asturias: Oviedo

Canarias: Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura

Castilla León: Ponferrada, León, Valladolid, Salamanca, Cuellar, Salamanca, Miranda de Ebro, Traspinedo, Laguna de Duero

Castilla La Mancha: Ciudad Real, Villarrobledo, Tomelloso, Talavera, Cuenca…

Cataluña: Barcelona, Hospitalet de Llobregat

Extremadura: Plasencia, Don Benito

Galicia: Allariz, Pontevedra

Madrid: Aranjuez, Madrid

Valencia: Torrevieja, Alicante, Orihuela, Benidorm

Navarra: Pamplona

En todas estas movilizaciones se han exigido los cinco puntos reivindicativos que CAS ha consensuado en los últimos meses para cerrar el camino al expolio de la Sanidad Pública y sentar las bases para la recuperación de un sistema público, universal, y con gestión democrática:

  1. Derogación de la ley 15/97 (Ley que da paso al ánimo de lucro en la sanidad) y del artículo 90 de la Ley General de Sanidad (que permite los conciertos con la privada y es una vía de agua muy importante del presupuesto público). Rescate de todo lo privatizado. Potenciación y desarrollo de un nuevo modelo de atención primaria centrada en la salud colectiva, y no solo en la atención individual. Supresión de redes paralelas. Incompatibilidad absoluta público-privado. Fuera las empresas de la sanidad. Sanciones y/o intervención de aquellos centros privados que no han utilizado sus recursos o han cerrado en plena pandemia.
  2. Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.
  3. Sanidad para todos, independientemente de la situación administrativa.
  4. Cuidados de nuestros mayores con dignidad. No a la privatización de las Residencias
  5. Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.

La crisis del coronavirus ha destapado la situación del sistema sanitario en el estado español. Años de privatizaciones y recortes se han plasmado en el espectáculo de estas semanas: atención primaria sin medios para contener la epidemia, hospitales colapsados con pacientes por los suelos, profesionales obligados a decidir a quién intentaban salvar la vida por falta de respiradores, residencias de ancianos en las que los infectados y las muertes sin atención han sido la tónica general, centros de minusválidos psíquicos, cárceles y CETIs de los que ni se habla…

Hay responsables: políticos que aprobaron la Ley 15/97 o la mantuvieron, sindicatos domesticados que no han defendido el interés general, empresas y fondos de capital riesgo que se han estado lucrando con estas privatizaciones, jueces que no han visto ningún problema en las leyes que desmontaban la sanidad, etc  …y la gran mayoría de la población que se mantuvo en silencio mientras todo esto ocurría pensando que no nos afectaba. Hoy, la realidad es otra. Todos y todas hemos tomado conciencia que el deterioro de la Sanidad Pública nos afecta y mucho, de ahí la gran participación en las movilizaciones, a pesar de que la pandemia sigue presente.

No vamos a permitir que la situación siga como antes. Es el momento, es ahora, cuando vamos a exigir el cese de las privatizaciones, la derogación de todas las leyes que la permiten. Hemos llevado a cabo esta movilización sabiendo lo que queremos y vamos a continuar a la vuelta del verano organizando más y más movilizaciones con demandas claras y concretas: No admitimos el ánimo de lucro en la sanidad. La sanidad es un servicio público que nos hemos ganado como derecho. Debemos prohibir el ánimo de lucro, las empresas privadas en sanidad.

No hay solución alguna para la sanidad que no pase por expulsar a la empresa privada de todas y cada una de las parcelas de la sanidad pública que controla, desde la gestión de hospitales, a los laboratorios a servicios esenciales en un hospital como son la limpieza, la cocina o la lavandería.

No queremos medias tintas, compromisos que no son tales, aumentos de presupuestos que terminen en las mismas cuentas de negocio privado que actualmente.

Este otoño continuaremos con las movilizaciones unitarias, con todas aquellas organizaciones que apoyen los cinco puntos expuestos al inicio de esta nota de prensa, en todos los lugares del estado que sea posible.

LA SALUD ES LO QUE IMPORTA. LA SANIDAD PUBLICA ES IMPRESCINDIBLE

SAS-Sindicato Asambleario de Sanidad

También te puede interesar