Tras la comparecencia pública de la candidata, concejala y portavoz del grupo municipal Vanessa Millán, donde ha definido su equipo de trabajo para el Consejo de Coordinación, así como anunciado su voluntad de seguir adelante como candidata a Portavoz de Podemos Rivas, quiero trasladar y dar a conocer la decepción que supone la falta de voluntad para alcanzar el acuerdo de candidatura única, ofrecida por mi parte y que suponía el mejor escenario posible para afrontar un proceso donde la unidad, el trabajo colectivo y la propia identidad de Podemos Rivas debía ser lo prioritario para todo y toda candidata que realmente quiera lo mejor para nuestra organización y para nuestra ciudad.

La presentación de equipos de trabajo para formar órganos o espacios fuera de la propia asamblea del círculo constituye, a mi parecer, un ejercicio de exclusión de al menos la mitad de los y las militantes. En este momento hay que trabajar por la integración, por el trabajo y la toma de decisiones colectivas y no por reiterar las viejas prácticas de excluir y olvidar el debate, la escucha y el trabajo desde la base de la militancia.

En cualquier caso, mi mano seguirá tendida a lo largo de este proceso para tratar de alcanzar este objetivo, anteponiendo los intereses colectivos por encima de cualquier otra consideración o aspiración personal.

Desde la candidatura de portavocía que represento no habrá órganos excluyentes, será la asamblea del círculo quien tome las decisiones, decisiones que impliquen al partido y al grupo municipal.

La toma de decisiones por parte de la militancia y con la transparencia como eje vertebrador de mi programa. Solo a través de la separación efectiva de cargos se pueden articular mecanismos efectivos que aseguren un rendimiento de cuentas de las acciones de políticas,  así como de la economía tanto del partido como del grupo municipal y de las donaciones de las personas que componen el equipo de gobierno.

Sea yo quien ostente en el futuro o no la portavocía de Podemos Rivas, exigimos el compromiso de los y las candidatas a portavoz de las siguientes premisas:

– Rendición de cuentas de la portavocía y del Grupo Municipal al círculo. No se puede permitir que quien ostenta la representación del partido en el Ayuntamiento no cuente con su organización y que en muchas ocasiones no se sepa ni a qué partido del gobierno representa.

Cumplimiento de programa electoral y toma de decisión compartida del Grupo municipal con el círculo. El Grupo municipal no puede seguir siendo un espacio ajeno a la organización y a la militancia, donde ni la toma de decisión, ni la transparencia económica, ni la puesta en común de las donaciones de los y las representantes públicos (en el caso que existan dichas donaciones), los contratos y gastos económicos del grupo municipal y la relación de las mismas con las personas del propio grupo municipal. Las cuentas claras y transparentes.

Separación de cargos. Nuestra organización tiene más de un centenar de militantes inscritos, muchos de ellos y ellas con amplia experiencia en nuestro municipio, en los movimientos sociales y la lucha vecinal. ¿Por qué es necesario acumular todos los cargos de representación del partido en una sola persona? Desde mi punto de vista es sin duda un gran error y reitera las dinámicas excluyentes y poco participativas del pasado.

Hoy más que nunca necesitamos una figura conciliadora para aglutinar las distintas sensibilidades de un círculo heterogéneo, devolver la toma de decisiones a la gente y poner al grupo municipal al servicio del partido y sus militantes.

Exigiremos, en este proceso de elección de la portavocía, la necesidad de compromiso con los tres puntos que defendemos y que entendemos son esenciales, sea yo u otro u otra candidata la que resulte elegida para representar a la organización. Podemos es y debe ser más que las aspiraciones personales de nadie, y la representación y portavocía debe ser el reflejo de la militancia y no de cargos institucionales bunkerizados y ajenos a la realidad del municipio y de la propia organización.

Volveremos a nuestros inicios y seremos los y las militantes las que marcaremos el camino a seguir a nuestros/as representantes políticos a través de nuestra participación, porque esa es la esencia de Podemos.

Aún queda tiempo, ojalá lo podamos hacer todas juntas.

Sergio Jiménez

También te puede interesar