Rivas ha incorporado dos camiones compactadores, cuatro furgonetas de carga abierta y tres unidades eléctricas. Los camiones de carga lateral mejorarán el servicio de recogida de residuos y limpieza viaria, permitirán desdoblar rutas para envases y papel, lo que hará que las frecuencias de vaciado de contenedores mejoren. Además están equipados con gps para su localización, y con tecnología para la identificación y pesaje de los contenedores, lo que ofrece mucha más información a la hora de optimizar recursos y servicios.

También se han incorporado otros cuatro vehículos destinados al servicio de limpieza viaria y otros tres vehículos eléctricos para papeleras normales y caninas, y para jardinería. Vehículos, estos últimos, que respetan el medio ambiente y van en la línea de ‘contaminación cero’ en recursos municipales que persigue este Ayuntamiento y Rivas Puede-Podemos. Se está haciendo una implantación y sustitución paulatina de este tipo de tecnología en los vehículos municipales, en algunos casos eléctricos, en otros de gas (GNC), híbridos, etc. Además, los vehículos eléctricos apenas hacen ruido y tienen mucho menos gasto de mantenimiento. De hecho, ya se han adecuado las instalaciones de la empresa pública Rivamadrid instalando puntos nuevos de carga para estos vehículos.

Esta inversión de 760.000 euros, supone la mayor incorporación en este tipo de vehículos para servicios durante los últimos años. También se van a mejorarán las condiciones laborales de las y los trabajadores de recogida de residuos y de limpieza viaria, haciendo el servicio más eficaz, con menos averías, buscando las emisiones cero respetando el medio ambiente y con avances tecnológicos que redundan también en más información y eficiencia en el servicio.

 

También te puede interesar