El mundo entero está en caos por el coronavirus originado en la región Wuhan de China. Pero si entendemos un poco el principio de la naturaleza, nos ayudará a combatirlo.

El coronavirus actual, es un virus mutado, fuerte y con un alto contagio asintomático, por eso hay que tener más cuidado. Y la mejor manera de combatirlo es primero evitarlo y segundo mantener el cuerpo saludable y mejorar el sistema inmunológico para poder combatir el virus en caso de contagiado.

Los virus carecen de mecanismos propios y, a diferencia de las bacterias que pueden sobrevivir y reproducirse por sí mismas, necesitan de un ser vivo para poder reproducirse y sobrevivir. Y debido a esta naturaleza, necesitan infectar otras células para poder crear las suyas propias.

Aunque todavía se desconoce mucho sobre el coronavirus concretamente, podemos ayudarnos de lo que temen los organismos como los virus. Estos organismos temen los rayos del sol, el calor, el oxígeno y la sal. Teniendo en cuenta esto, nos podrá ayudar a combatir el coronavirus y siendo así, su naturaleza, de su dificultad a actuar a más de 30 grados, cabe la posibilidad de que el virus vaya remitiendo conforme llegue el verano y vuelva a actuar con el otoño.

Teniendo en cuenta estos principios, podemos tener cuidado para evitar el contagio y tener hábitos de vida saludables y una dieta sana para mejorar nuestro sistema inmunológico, ayudando a nuestro cuerpo, en caso de que ser contagiados.

  1. Sera importante evitar el contacto en la medida de lo posible con otras personas, lavarse las manos, utilizar mascarillas y mantener la higiene tanto personal como del hogar.
  2. Hacer ejercicio para aumentar la temperatura corporal y, así, mejorar y fortalecer el sistema inmunológico. La temperatura corporal normal está entre 36 y 36,9 grados. Si esta temperatura disminuye en un grado, el cuerpo se ralentiza, el sistema inmunológico decae en un 36%, el metabolismo decae en un 12%, y la actividad de las enzimas corporales decae en más de un 50%. Por el contrario, si se aumenta en un grado la temperatura corporal, mejora la circulación, aumentando el sistema inmunológico en un 40-70% y más de 3000 tipos de enzimas se activan. Por ello, cuando los humanos o los animales enferman, el cuerpo provoca fiebre para maximizar la actividad del sistema inmunológico, maximizando así la capacidad natural del cuerpo para curarse.
  3. Evitar sobre exceder el cuerpo y en caso de sobre excederse descansar lo suficiente, comer alimentos integrales, salados, y alimentos fermentados que contengan enzimas. Este tipo de alimentación nos ayudará, ya que si el cuerpo no tiene suficientes enzimas, minerales y sodio será más vulnerable a las enfermedades.
  4. Evitar los alimentos crudos y fríos. Los alimentos crudos pueden tener microorganismos que pueden intoxicar nuestro cuerpo, cocinándolos, eliminamos estos posibles microorganismos que pueden afectar a nuestro cuerpo. Los alimentos fríos como pueden ser los helados, la cerveza o los refrescos, disminuyen la temperatura corporal, y además son causa de la obesidad, que esta a su vez causa muchas enfermedades.
  5. Lavarse los dientes o hacer gárgaras con sal por la mañana y por la noche. Cuando hay una enfermedad contagiosa, hay que comer salado. Si falta sodio en el cuerpo, este no podrá parar la enfermedad ni evitar el contagio. Por lo que en estos casos, como es la pandemia del coronavirus, será mejor evitar las dietas bajas en sodio.
  6. Tener pensamientos positivos y dejar las preocupaciones. Los pensamientos negativos y las preocupaciones no son buenas para nuestra salud mental, pero además estos influyen a nuestra salud física, debilitando nuestro organismo y haciéndolo más vulnerable a ataques externos.

Concluyendo, mantener unos hábitos de vida saludables, tener una buena alimentación y tener una mente sana, nos ayudará a evitar y combatir cualquier enfermedad, ya que de este modo ayudaremos a que nuestro cuerpo pueda tener los mecanismos de defensa adecuados para no sucumbir a las enfermedades.

Kilsoo Lee (traducción Kahi LS)