Hace dos años que Ciudadanos llegó a las instituciones madrileñas. Tanto en el parlamento regional, como en los distintos municipios en los que estamos presentes, nuestra máxima ha sido, es y será: hacer “política útil”. Con esta premisa trabajamos día tras día en el convencimiento de que llegar a acuerdos significa dar con soluciones que hacen a los vecinos la vida más fácil. Son numerosas las propuestas que desde Ciudadanos Cs hemos planteado, en este nuestro municipio, Rivas Vaciamadrid. Nuestros ejes fundamentales de actuación han sido: urbanismo de ciudad, política social, infancia, educación e igualdad. Pero hoy quiero hablaros de una iniciativa que ha impulsado nuestro partido en la Comunidad de Madrid, una iniciativa que beneficiará a todos los madrileños y por ende a los ripenses, me refiero a la Ley de gratuidad de los Libros de Texto y material Curricular de la Comunidad de Madrid. Esta ley se construye desde el absoluto convencimiento de que el acceso a los libros de texto no puede ser una limitación en ningún caso de las posibilidades de desarrollo personal de los alumnos en los centros educativos madrileños. Su objetivo es avanzar en la igualdad de oportunidades. Se estima que esta medida supondrá, de media, un ahorro para las familias de entre 250-300€ por niño y curso escolar. Estarán incluidos en ella todos los alumnos que cursen las enseñanzas de Educación Primaria, Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica en todos aquellos centros docentes públicos o concertados adscritos. La gratuidad de los libros de texto y del material curricular se hará efectiva mediante un sistema de préstamo. La comunidad de Madrid será la propietaria de los libros, que pondrá a disposición de los centros docentes para su uso gratuito por el alumnado. Este sistema, requiere de la implicación y responsabilidad de todas las partes. La Comunidad de Madrid financiará la compra en medida suficiente, como para garantizar el éxito de este sistema de préstamo. Los centros escolares deberán elaborar un reglamento con normas de uso y conservación de libros y material, y serán los encargados de depurar responsabilidades en caso de deterioros malintencionados o pérdidas de libros y material. Los alumnos, por su parte, deberán hacer un uso responsable del material, y reintegrarlo al finalizar el curso o al darse de baja en el centro. La participación en el sistema es completamente voluntaria. Si queréis conocer algún aspecto más de esta ley, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, estaremos encantados de prestaros ayuda e informaros sobre este nuevo sistema. No obstante, desde la Comunidad de Madrid se va a realizar una campaña institucional con objeto de informar adecuadamente tanto a la comunidad educativa como al alumnado de todos estos aspectos, poniendo especial atención al calendario de implantación. Nadie interesado debe quedarse fuera. Beatriz Sobrino – Grupo Ciudadanos C’s

También te puede interesar