La Estrategia de Transversalización de Género del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, el mecanismo por el que el Consistorio incorpora la ley orgánica 3/2007 de igualdad en sus políticas locales, cumple este mes cinco años de funcionamiento. Más de medio centenar de profesionales de la plantilla municipal, de distintos departamentos como Hacienda, Urbanismo, Comunicación, Cultura, Juventud e Infancia, Educación o Personal, dedican tiempo voluntario y esfuerzos para incorporar la perspectiva de género a todas las actuaciones municipales: desde el lenguaje en formularios de inscripción, a la programación cultural o a las cláusulas en la contratación pública. Así, la Estrategia de Transversalización se refiere a todo el proceso de trabajo que busca “generar cambios reales que transformen la cultura de la organización en temas de igualdad de género”, según explican representantes de la  Unidad Transversal de Género (UTG), el equipo que promueve la estrategia, la evalúa y plantea el trabajo anual.

Entre los éxitos de esta iniciativa figura la formación en igualdad, impartida para el 58 por ciento de la plantilla. Asimismo, se han aprobado instrucciones que recogen la metodología para poner en marcha las decisiones tomadas en el marco de la estrategia. En ese sentido, el Ayuntamiento de Rivas cuenta con una instrucción sobre lenguaje inclusivo, para evitar un uso sexista del lenguaje; otra sobre cláusulas en contratos y subvenciones, para incorporar en la contratación pública aspectos que corrijan desigualdades; y otra sobre indicadores e impacto, para analizar la información ciudadana recabada por el Consistorio desde una perspectiva de género.

BRECHAS DE GÉNERO

Estos textos, aprobados en Junta de Gobierno Local, son de obligado cumplimiento y se elaboran en grupos de trabajos formados por trabajadoras y trabajadores del Consistorio, de forma voluntaria. Asimismo, otro grupo se dedicó a lo largo del pasado de año a elaborar un diagnóstico de la plantilla, para detectar brechas de género y poder plantear soluciones. Fruto de este trabajo, se concluyó que de las 269 mujeres y 351 hombres que conforman la plantilla, el 85 por ciento de los puestos administrativos recaen en ellas, que ocupan asimismo el 66 por ciento de los trabajos que conllevan titulación media o superior.

Además, los lugares con menos representación femenina se dan en conserjería, limpieza y operarias, el 15%, y policía, el 12%. Y sobre los puestos de dirección, las mujeres ostentan el 49 por ciento de las jefaturas, el 40% de las asesorías y el 38% de las direcciones, una brecha menos amplificada que la que se da en el resto de la sociedad, donde ellas tienen el 16% de los puestos directivos según el estudio ‘Talento femenino’, publicado por la consultora ICSA Grupo y la fundación universitaria EADA Business School en mayo de 2019.

Por su parte, en la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento puso en marcha, en febrero de 2018, una experiencia piloto en la que probar toda la estrategia de transversalidad, desde la adaptación de horarios y el lenguaje de formularios o el análisis de datos.

Además de estos grupos de trabajo y de la UTG, la Estrategia se completa con dos comisiones, una técnica y otra ejecutiva, con representación de la mayoría de áreas municipales y con el objetivo de conocer el cumplimiento de las instrucciones y hacer propuestas, en el caso de la comisión técnica, y toma de decisiones, la ejecutiva.

“La Estrategia de Transversalización de Género no es un compromiso cualquiera; las administraciones públicas deben responder a las obligaciones en materia de igualdad que marcan desde organismos internacionales a la legislación estatal”, recalca Pedro del Cura, alcalde de Rivas. “Y no entendemos la igualdad como un reducto o la expresión de un área, sino como algo transversal que atraviesa cada departamento municipal y atañe a todas las políticas locales”, añade.

También te puede interesar