Hoy  19 de diciembre, el Consistorio de Rivas ha celebrado la última sesión plenaria ordinaria del año, correspondiente al mes de diciembre. 

Como viene siendo habitual, el Pleno ha dado comienzo con un minuto de silencio por las mujeres asesinadas por violencia de género y por sus familias. Tres en el último mes.

El primer punto tratado, ha sido una “Declaración Institucional (iniciativa de Ciudadanos) para la defensa de la igualdad de trato entre las parejas de hecho y los matrimonios en el acceso a la pensión de viudedad”.

El punto dos, ha sido la “Aprobación inicial de la modificación de los puntos 1.5 y 1.6 y ampliación del punto primero, cuarto del apartado 1.2 características generales del anexo I a la Ordenanza reguladora de las instalaciones deportivas municipales de la Ciudad Deportiva de Rivas-Vaciamadrid: normativa complementaria abono deporte”. Este tema lo ha presentado Vanesa Millán, concejala de Deportes, que ha planteado que se trata de una mejora de cara a los usuarios de instalaciones deportivas, ampliando la edad de los hijos de 25 a 30 años y la modalidad de los abonos a semestrales, en lugar de trimestrales que eran hasta ahora.

El punto se ha aprobado con una abstención de Vox.

El tercer tema ha sido la “Aprobación definitiva Estudio de Detalle en Av. José Hierro, nº 94, Sector D Las Colinas Parcela T del P.G.O.U. de Rivas-Vaciamadrid”.  La parcela en la que se construirá un Centro de Empresas, un Hospital (privado) y una Residencia de mayores con Centro de Día, junto al metro de Rivas Futura. El tema ha sido presentado por el concejal de Urbanismo, José Luis Alfaro. Lo más importante de esta iniciativa, es poner en valor y al servicio de los vecinos y vecinas una parcela de uso terciario, en la que se instalará unos servicios de interés general, con un efecto multiplicador para la ciudad no solo en lo comercial y servicios, sino en la creación de empleo, así como procesos formativos para incorporar nuevo personal a estas empresas. La inversión rondará los 60 millones de euros y la creación de cerca de 400 empleos directos e indirectos.

El alcalde Pedro del Cura ha intervenido en este punto para aclarar, que lo que se viene a aprobar es el uso de la parcela para las tres actividades. Las vinculaciones posteriores a otras, se irán viendo.

El punto ha sido aprobado con siete abstenciones del Grupo Municipal Socialista.

Enrique Corrales, concejal de Transición Ecológica, ha presentado la “Moción del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Equo-Más Madrid , Socialista y Ciudadanos (C’s) sobre la firma de un convenio entre Rivas y Madrid sobre Valdemingómez”. Ha recordado la deuda histórica del ayuntamiento de Madrid, con el de Rivas, que convirtió el antiguo vertedero de Autocampo en el macrovertedero de Madrid. Y esto a la fuerza, el alcalde de Madrid Carlos Arias Navarro mandó a la guardia civil a buscar al alcalde de Rivas de ese momento, a su lugar de vacaciones (alicante) para que volvieran a votar la aprobación de la licencia de vertidos, incluso después de que el gobierno local ya la había rechazados.

El ayuntamiento de Rivas tendría que haber recibido unos ingresos en función del número de camiones que se vertieran, pero dichos ingresos nunca llegaron.

En 1978, el alcalde Tierno Galván, en reconocimiento de esa deuda, aprobó que Rivas vertiera sus basuras en Valdemingomez sin coste alguno, acuerdo que han respetado los alcaldes sucesivos. Pero en 2010 con la llegada de Alberto Ruiz Gallardón. Con la llegada de Ana Botella, no solo impidió los vertidos de Rivas, sino que reclamó una deuda de casi diez millones de euros por las cantidades no pagadas en años anteriores. El tema se judicializó y los tribunales fallaron en contra de Rivas, desde entonces el consistorio ripense viene pagando la cantidad reclamada.

Paralelamente, en 2004 Rivas tuvo que asumir la descontaminación e inertización del vertedero, asumiendo un coste de 52 millones de euros de los cuales 27 imputables directamente al vertido de basuras por Madrid.

La concejala Vanesa Millán, portavoz de Podemos, toma la palabra y dice “en el pleno del Ayuntamiento de Madrid del pasado octubre se aprobó que los municipios de la Mancomunidad del Este puedan verter en Valdemingomez. Inmediatamente el alcalde Almeida anunció que tampoco Rivas podría hacerlo, además de reclamar el pago de la deuda de ocho millones, aunque solo sea por dignidad”. “Y quiero decirle a este señor, que precisamente él no puede hablar de dignidad ya que representa un partido el Popular instalado sistemáticamente en la corrupción, han saqueado la Comunidad de Madrid y no han hecho absolutamente nada por la gestión de los residuos”.

“Ahora, y es el objeto de la moción, lo que se pide al Pleno, es que se apruebe la negociación de nuevo, para que el ayuntamiento de Madrid reconozca, no solo esa deuda histórica, sino la realidad que solo tiene Rivas y es que estamos al lado de un enorme vertedero, con las inconveniencias que eso genera”, así cierra el punto el alcalde, del Cura.

La moción se aprueba con un voto en contra de Vox y dos abstenciones del PP.

También te puede interesar