Muy Sra. nuestra:

Acabamos de recibir una carta suya en la que habla de gestas, historia,
y admiración, en la que nos agradece nuestro trabajo y dedicación.

Por supuesto, siempre es bueno el reconocimiento del trabajo bien
realizado y, en ese sentido, también valoramos positivamente su carta.

Sin embargo, tenemos que decirle que, sintiéndolo mucho, *nosotros no
podemos sentirnos orgullosos de Ud. ni de su gobierno, porque su
práctica ha sido, antes y ahora, favorecer los negocios del sector
privado a costa del deterioro del sistema sanitario público*, y una
gran parte de los problemas con los que ahora nos encontramos en los
centros tienen su origen y su causa en unas *políticas que, durante
años, han adelgazado el sistema sanitario público*, restándole así
capacidad de respuesta en los momentos álgidos de la demanda y ante las
situaciones de crisis.

*Como Ud. debería saber, la COMUNIDAD de MADRID destina 1.600 millones
€ anuales menos a la Sanidad Pública* de la región que si sus
presupuestos per cápita estuvieran en el promedio de las CCAA. Esta
falta presupuestaria es otro grave obstáculo para nuestro trabajo
diario, porque se concreta en *menos personal, menos camas, menos
material, etc* . Por lo tanto, se echa de menos en su misiva un poco de
autocrítica porque esto *no es un problema llovido del cielo sino la
consecuencia, en gran parte, de una nefasta política de la que Ud. es
una de las responsables*, si Ud. no lo entiende está incapacitada para
adoptar medidas que den solución a la situación.

Lamentamos mucho que Ud. se encuentre entre las personas afectadas por
el Covid19 pero nos gustaría saber, si está asintomática tal y como
ha señalado Ud misma, ¿Siguiendo qué protocolo se le realizó a Ud.
la prueba del coronavirus?, y ¿por qué se le hizo a Ud. cuando existen
tantas dificultades para acceder al mismo para la población y los
trabajadores de los centros de salud y hospitales, y sus obligados
contactos? En todo caso, ya sabe que puede contar, si lo necesitase, con
la misma asistencia de calidad que toda la población madrileña en la
Sanidad Pública, porque esta la garantiza a todas las personas que la
necesitan, sin exclusiones ni discriminaciones.

Un último deseo Sra. Ayuso, quédese en casa, si es posible más tiempo
que la cuarentena, y procure no hacer nada y hacerlo en silencio, los
profesionales y la población de Madrid se lo agradeceríamos mucho.
*Quienes trabajamos en la Sanidad Pública no necesitamos sus buenas
palabras, ya tenemos el apoyo de la ciudadanía, que, esa, con su
comportamiento y su apoyo, sí que es motivo de orgullo*.

Marciano Sánchez Bayle, médico,
en nombre de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública

También te puede interesar