El Ayuntamiento de Campo Real ha puesto a disposición de la Residencia de Mayores de la localidad 135 test rápidos para la detección del coronavirus entre los residentes y las trabajadoras. Además, se realizarán otros 30 test a los efectivos de Policía Local, Protección Civil, SUREM 112 y a los operarios municipales en activo.

La mayor parte de estos test de detección cualitativa de anticuerpos irán destinados a las personas mayores y a las trabajadoras de la Residencia, gestionada por Mensajeros de la Paz. El objetivo principal es velar por la salud de los mayores de Campo Real, así como de los auxiliares gerontológicos, sanitarios, personal de limpieza y de cocina del centro. Empleados de servicios esenciales que trabajan de manera presencial y en contacto con infectados, preservando así la salud tanto de los propios trabajadores como de su entorno.

“Los test, que proceden de un laboratorio español, están totalmente homologados y son fiables”, ha explicado el alcalde, Felipe Moreno, recordando “el esfuerzo que el Ayuntamiento ha afrontado ante la dificultad de encontrar en el mercado este tipo de pruebas estos días, y todo pese a que el consistorio no tiene competencias en materia de salud”.

La extracción de la muestra se hace a través de una gota de sangre, obteniéndose el resultado en apenas 20 minutos, desvelando también aquellos casos asintomáticos que puedan contagiar a otras personas.

“Debemos a nuestros mayores este esfuerzo. Ellos lo han dado todo por nosotros y por eso no podíamos dejar de trabajar todo lo que podamos para evitar que este virus se cebe con ellos”, ha comentado Moreno, quien ha agradecido también la labor de todas aquellas empresas y campeños que, a lo largo de las últimas semanas, han donado cientos de mascarillas, guantes y equipos de protección individual de todo tipo para luchar frente al coronavirus.

Junto con esta medida de control, el Ayuntamiento de Campo Real lleva realizado, desde que comenzó el Estado de Alerta, distintas acciones enfocadas a evitar la propagación del virus entre la población. Principalmente la desinfección de calles y plazas en días alternos, así como diversas campañas de concienciación a través de Policía Local y controles junto con la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias.