El emblemático barrio de Madrid ha acogido un interesante encuentro de campaña que, en clave feminista, ha reunido a las candidatas al Congreso y al Senado Mercedes Pérez y Carmen Barrios; a la candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isa Serra; a la número dos de la lista de Unidas Podemos al parlamento regional, Sol Sánchez; y a otras tres candidatas de esa misma lista Nerea Parra, Mamen Domínguez y Lourdes Gómez.

Este potente plantel de 7 mujeres ha reflexionado acerca del papel que juega el feminismo en el contexto social como pieza clave de la lucha por la igualdad para todos los órdenes de la vida.
Juntas han defendido la necesidad urgente de acabar con las violencias machistas «que debe ser cuestión de Estado» y de construir un nuevo paradigma político y social en este asunto, para lo que «será necesario avanzar en la implantación de la Ley de medidas integrales contra la violencia de género, poniéndola en valor y garantizando su viabilidad mediante una dotación presupuestaria suficiente para la que Unidas Podemos propone una partida de 600 millones de euros», tal y como ha manifestado Nerea Parra.

También han coincidido en la urgencia de proteger los servicios públicos como la mejor garantía para la justicia social en nuestro país. Y entre ellos han destacado muy especialmente la sanidad y la educación, que deben ser universales y gratuitas y que, en el caso de la primera, debe contemplar una red suficiente de centros hospitalarios públicos y de calidad, con suficientes recursos y en los que los profesionales sean reconocidos y cuidados.
Por lo que respecta a la segunda, las participantes en el encuentro han señalado «que el aprendizaje de las y los jóvenes pueda realizarse en escuelas públicas, laicas y gratuitas», como ha reivindicado Carmen Barrios.  Centros en los que se incluya una asignatura específica sobre feminismo, y que sean priorizados frente a los privados o concertados, que segregan e impiden la igualdad entre las personas desde las aulas.  Además, han insistido en que la formación en materia de violencia de género no es algo que deba limitarse a los centros educativos, sino que debe extenderse  a otros profesionales como los policías o sanitarios que atienden a las víctimas.

La protección de quienes se dedican al sector de los cuidados también ha centrado buena parte de las intervenciones. Este es un sector de actividad que está prácticamente copado por mujeres que realizan labores que, en la mayoría de los casos, no son remuneradas y no cuentan con ninguna protección en caso de desempleo, algo que es necesario cambiar con la debida protección social.

La cita también ha servido para repasar los resultados de las políticas ultraconservadoras perpetradas durante décadas por el PP, que han supuesto el aumento de la precariedad y la pobreza entre las clases más populares mientras garantizaba enormes beneficios para unos pocos ricos que cada vez han sido más poderosos. Sus planteamientos especulativos han tenido graves consecuencias en el mercado inmobiliario, con la venta de miles de viviendas a fondos buitre mientras las vecinas y vecinos eran desahuciados por los bancos que habían sido rescatados con 60.000 millones de euros de todas las españolas y los españoles.

En su turno de palabra Sol Sánchez ha incidido en la paradoja que representa el hecho de que «mientras la Comunidad de Madrid es la más rica de España, más del 20% de la población se encuentra en riesgo de exclusión social y de pobreza severa», una realidad que es producto de las políticas depredadoras de la derecha, lo que acaba por traducirse en una menor esperanza de vida para quienes residen en los barrios más pobres.

Mercedes Pérez por su parte ha mostrado su completa confianza «en las mujeres que vienen» y les ha instado a permanecer «juntas, unidas y sin fisuras» para alcanzar todos los objetivos. Pérez ha recordado al auditorio que las mujeres son el 52% de la población «y tenemos mucha fuerza para cambiarlo todo».

En su turno de palabra Isa Serra ha recordado que «estamos en los últimos días de la campaña, en unos días decisivos». Y ha hecho un  llamamiento a la movilización de todas y todos en las urnas porque «en estas elecciones nos jugamos mucho. De hecho, nos jugamos la vida», ha señalado. También ha recordado los terribles hechos acaecidos el pasado sábado cuando «nos despertábamos con la violencia machista de frente, con una mujer asesinada en Olot. Una más violada y agredida brutalmente en Barcelona y otra violación múltiple en Pamplona».

«Y mientras eso está siendo así, mientras no deja de aumentar la violencia machista contra las mujeres y mientras las mujeres salimos a la calle clamando que las instituciones nos protejan y que podamos tener vidas dignas, libres y seguras, tenemos a un bloque reaccionario a la derecha, que sólo busca identificar los derechos de las mujeres como el enemigo y crecer a nuestra costa»,  ha concluido.

También te puede interesar