Así lo ha advertido la ONU en el último informe del IPCC, que señala que es urgente cambiar el sistema alimentario para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 ºC y salvar el planeta.

En los últimos 60 años el consumo de carne se ha más que duplicado. La ganadería industrial está devorando el planeta a un ritmo frenético, destruyendo bosques y otras áreas naturales para producir carne y cultivos baratos. Donde antes había extensísimas áreas de bosques, ahora hay enormes granjas de ganado y plantaciones de soja para alimentar vacas, cerdos y pollos.


¡Basta de destrucción ambiental causada por la ganadería industrial!

La ganadería industrial está devorando el planeta. El ritmo actual de producción y consumo de carne es insostenible y tiene graves consecuencias sociales y medioambientales.

En España se consumen más de 90 kg de carne por persona al año, es decir, más de un cuarto de kilo por persona al día, lo que coloca a España como el segundo mayor consumidor de carne de todo Europa. Nuestra alimentación ha cambiado drásticamente en los últimos 40 años, tanto que el consumo de carne se ha doblado.

Por eso, es urgente que las administraciones públicas actúen para cambiar este modelo agroalimentario, y exigimos de ellas:

  • el establecimiento de políticas que fomenten en los comedores públicos una alimentación donde predominen los productos de origen vegetal, ecológicos y locales;
  • el fin de los subsidios a la ganadería industrial;
  • el apoyo decidido a la agricultura y ganadería ecológica y de pequeña escala.

¡Exige a la administración que apueste por un modelo alimentario sostenible y deje de apoyar la ganadería industrial!

Este nivel de producción y consumo no es solo nocivo para nuestra salud, sino que es una de las causas principales de la crisis climática actual, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la contaminación y escasez de agua. A pesar de ser una de las principales causas de deterioro del planeta y de nuestra salud, las administraciones públicas siguen financiando la ganadería industrial. Desde Greenpeace trabajamos por un modelo alimentario sostenible, y miles de personas se han unido por su salud y la del planeta para exigir que la administración deje de sostener este peligroso modelo alimentario >>

También te puede interesar