“Blackstonia imperfoliata” es una planta de la familia Primulaceae particularmente bella. En la Península Ibérica vive en ciertas lagunas y bordes de arroyos,  preferentemente en áreas litorales; pero en la Comunidad de Madrid es una planta realmente rara que, curiosamente, se conoce desde tiempos inmemoriales en Rivas-Vaciamadrid (también vive en San Martín de la Vega, Villaconejos y Chinchón).

En nuestro municipio aparece en puntos muy concretos y escondidos, que, afortunadamente, creo que están a salvo del urbanismo salvaje que padecen todos los municipios del entorno de la capital y que está desarraigando y haciendo desaparecer tantas y tantas especies animales y vegetales.

Este año, tras la floración, recogí algunas semillas para estudiarlas, las cuales, por cierto, son minúsculas: miden 1/5 de milímetro cada una, y tienen un aspecto extraño, como de meteorito negro, informe y pinchosillo, como pueden ustedes observar. Les dejo por tanto estas imágenes de sus semillas vistas bajo la lupa binocular aparte de otra de sus pequeñas pero delicadas flores, las cuales tienen  extraordinaria belleza.

 José Ignacio López-Colón