Según desvela la portavoz de Podemos Isa Serra, y el diputado de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano, se ha podido conocer que la educación pública primaria e infantil contará con 884 docentes menos que en 2019

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció el pasado martes su plan estrella para la vuelta a los colegios tras la pandemia que dependía de la contratación de 11.000 nuevos docentes. De estos nuevos contratos, 5.520 iban a estar destinados para la educación pública infantil y primaria en la región.

Pero hoy, según declaraciones de la portavoz de Podemos Isa Serra, y el diputado de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano, se ha podido conocer que la educación pública primaria e infantil contará con 884 docentes menos que en 2019.

La Comunidad de Madrid anunció esta semana la amplia contratación de nuevos docentes con la promesa de poder bajar las ratios de las aulas a cerca de 20 alumnos, por clase para garantizar las medidas de seguridad en la apertura de los colegios este septiembre.

Este plan, según han denunciado los sindicatos y los colectivos educativos, ha llegado tarde y tan sólo después de las presiones del profesorado con ir a la huelga si no se resolvía el inicio del fin de curso en la Comunidad, sumida de nuevo en un repunte de casos de COVID-19.

Con estas nuevas contrataciones, la Consejería de Educación ha buscado calmar los ánimos del sector educativo, pero tras la publicación de las plazas definitivas para este año, desde Podemos Comunidad de Madrid han podido comprobar que pese a la promesa de aumentar la plantilla docente, se han sacado 884 plazas menos que en 2019, rebajando el número a 4.718 plazas.

Es práctica habitual en muchos colegios, sobre todo los concertados, que al finalizar el curso se despidan a todos (o gran parte de los profesionales). Recordemos que, en los colegios concertados todo el salario (o una parte importante) lo paga la Comunidad de Madrid, forma parte de lo que se llama ‘concierto’. Una vez transcurrido el periodo vacacional, los centros educativos vuelven a contratar a los profesionales de la enseñanza. Y ese es parte del truco que parece nos quiere vender (otra vez como con los sanitarios) la Presidenta Ayuso: dentro de los once mil profesores que dice contratará, para contrarrestar los efectos del Covid-19, están incluidos todos los profesionales despedidos durante el tiempo del confinamiento y por las vacaciones de verano. Al final de las cuentas, tal y como demuestra el cuadro de más arriba (adjudicación definitiva de plazas, publicado por la misma CM), lo que la Presidenta Ayuso contrata son 884 profesores menos que en el curso anterior.

¡Señora no nos tome más veces por tontos, no mienta, no nos quiera engañar como a niños…!

También te puede interesar