“Me llamo Sakris Kupila. Tengo 21 años, estudio Medicina y soy de Finlandia. Era aún un adolescente cuando me di cuenta de que soy transgénero, de que el género que se me asignó al nacer no dice realmente la verdad.” Amnistía Internacional, en diciembre y como cada año, lanza la campaña de maratón de firmas de Personas x Personas y el caso de Sakris es uno de los elegidos este año. Este joven estudiante está siendo hostigado en su país, Finlandia, por defender sus derechos y los del colectivo trans. La identidad transgénero es un tema de identidad de género, no de orientación sexual (las personas transgénero pueden tener una orientación heterosexual, mismo género o ser bisexuales). En 23 países europeos aún se exige la esterilización como requisito indispensable. Amnistía Internacional trabaja desde 1991 por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), que en muchas partes del mundo no son respetados y a los que se les niega el disfrute en condiciones de igualdad de su derecho a la vida, a la libertad y a la integridad física. Entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2014 fueron registrados 1731 asesinatos en el mundo contra personas transgénero. Exige que el gobierno finlandés apoye a los defensores y defensoras de los derechos de las personas transgénero como Sakris, y que haga que el procedimiento para el reconocimiento legal de la identidad de género sea rápido, accesible y respete los derechos humanos. El grupo local de Amnistía Internacional del Sudeste recogerá firmas por Sakris en el Micro Abierto por los Derechos Humanos que tendrá lugar el jueves 21 de diciembre a partir de las 20h en la Sala Marcos Ana del Centro Cultural García Lorca de Rivas.

También te puede interesar