El juicio de Alfonso Muro (Patxi) es a las 12.30 horas de la mañana  en los juzgados de Alcalá de Henares. Se trata de un enjuiciamiento criminal y se le acusa de un delito de ‘atentado a agentes de la autoridad’ en la figura de dos policías locales de Rivas Vaciamadrid.

La sentencia que la fiscalía solicita a A. Muro es, ‘dos años de prisión e inhabilitación del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena’, así como un mes de multa por cada una de las dos faltas, de 8 € diarios durante un mes’.

Alfonso detalla a Zarabanda los hechos ocurridos: “el 21 e diciembre de 2010, a las 16h., recibo la llamada de un amigo para que baje a recoger unas octavillas de convocatoria de la huelga general convocada para el 29 de septiembre de ese mismo año. Bajo a recogerlas y según me las está entregando una pareja de policías locales nos piden la documentación, les digo que acabo de bajar de casa y que no la llevo encima, les facilito mi nombre y apellidos y les señalo mi domicilio en el portal de enfrente, en el que habitaba desde hacía 27 años, por lo que su información era fácilmente verificable, me la vuelven a pedir reiteradamente la documentación. Ante esto, me ofrecí acudir voluntariamente a las dependencias policiales para que desde allí comprobaran la autenticidad de la información que les daba. Sin atender a razones y con tono agresivo procedieron a mi detención, colocándome unas esposas a la espalda, que al apretar con fuerza una de ellas me hicieron una herida en la muñeca por la que empecé a sangrar, así como al colocarme la otra tiraron con fuerza por detrás y me descoyuntaron el hombro. Pedí que me aflojaran las esposas pero no me hicieron ningún caso”. “una vez en las dependencias de la Policía Local de Rivas, pedí que me llevaran al médico para que me atendiera de las lesiones. El parte describe lesiones en ambas muñecas y un fuerte dolor e incapacidad en el hombro derecho que en diagnóstico posterior se demuestra como tenosinovitis del tendón del bíceps y rotura del tendón del supraespinoso, por lo que he tenido que ser operado en dos ocasiones”. “La detención en las dependencias de la Policía Local de Rivas se prolongó durante unas cinco horas, tiempo en el que nadie se dirigió a mi para comunicarme nada, no me dejaron contactar con mi esposa ni con nadie, no me dejaron ir al baño y no me entregaron documentación alguna. A las 21:30h de ese mismo día, me trasladaron a las dependencias de la Guardia Civil en calidad de detenido, donde allí sí me informaron de que la detención era por una falta de orden público. A las 00:30h me ponían en libertad”.

En el auto remitido por la fiscalía se indica que “el acusado, con ánimo de menoscabar el principio de autoridad, se negó reiterativamente a identificarse, llegando a forcejear con uno de los agentes, tratando de zancadillearle y golpeándole la mano al otro, causándole lesiones (erosiones superficiales en manos, muñecas y antebrazo, sin tratamiento médico)”.

Por todo esto Alfonso Muro ha interpuesto denuncia a su vez, contra los policías municipales que ejecutaron su detención, así como contra todas las personas que fueron responsables. Considera menoscabada su libertad de expresión, haber sido detenido ilegalmente y por lesiones y maltrato.

Quienes conocemos a Patxi nos resulta harto difícil creer que pueda haberse mostrado agresivo con nadie. Persona siempre dispuesta a echar una mano donde y a quien se lo pida, militante convencido de todo tipo de movimientos sociales y un hombre pacífico y conciliador.

Un grupo importante de compañeros y compañeras, todos vecinos de Rivas, acudirán el próximo miércoles 11 de abril, a las 12.30 de la mañana  a los juzgados de Alcalá de Henares para asistir y acompañar a Patxi en su comparecencia (han habilitado un autocar que saldrá del aparcamiento de Correos a las 11h de la mañana).

También te puede interesar