La acupuntura, práctica de sanación milenaria en países asiáticos y muy introducida desde hace bastantes años en países occidentales, sirvieron como vehículo para el desarrollo de la charla sobre ‘sanación sin medicamentos’, que el Maestro Kill Sho Lee, impartió a un numeroso grupo de asistentes en la sala de actividades de RivasPuede/Podemos.

El Maestro Lee se apoya en varias convicciones de principio:

1 – El cuerpo es capaz de sanarse así mismo, igual que cicatriza una herida o regenera un hígado, puede autosanarse siendo consciente de la causa que inflige el mal. De la misma manera que nos creamos enfermedades de forma sicosomática, podemos invertir el proceso.

2 – La medicina que nos imponen, frecuentemente genera las enfermedades, para después vendernos los medicamentos que supuestamente las curan.

3 – La medicina que nos practican, solo atiende los síntomas de las enfermedades, casi nunca busca los orígenes, que son las causas por las que se produce la enfermedad. Por eso puede extirparla y esta brotar por otro lado.

La charla trató de una visión global sobre lo cotidiano, sobre nuestras costumbres,… El Maestro Lee nos habló del agua y de la moda de beber dos litros o más diariamente, con lo que para eliminarla, eliminamos muchas sales minerales a la vez, pero luego nos recomiendan que las recuperemos a base de pastillas… De la supresión total de la sal (para los hipertensos), cuando el cuerpo también necesita sodio, o del control a base de pastillas “se produce la hipertensión cuando a una parte del cuerpo no llega suficiente riego, por eso el corazón bombea mucho más rápido, si con una pastilla apagamos el bombeo la sangre no llegará”, “o lo complementamos con anticoagulantes o a base de ejercicios y otras técnicas que faciliten la circulación sanguínea”. Nos insistió mucho sobre la necesidad de mantener la práctica deportiva de manera constante, todos los días, así como los estiramientos al menos una vez al día. Lee nos decía “la temperatura del cuerpo tiene que ser 36,5º, los más mayores tienen 36º y cuanto mayores menos, hasta apagarse, los cadáveres están fríos”. “La temperatura del cuerpo es fundamental, con lo que comemos y sobre todo con el oxígeno mantenemos la temperatura corporal. Pillamos un catarro cuando pasamos de ambientes cálidos a otros muy fríos, respirando por la boca y no por la nariz y nos deshacemos de estos males a base de calor, un catarro durará el mismo tiempo tomando placebos que no nos hacen nada o sin tomarlos, cuatro días aproximadamente y solo reducimos este tiempo a base de calor”.

El Maestro Lee es coreano, su dominio del castellano todavía no es del todo fluido, al principio cuesta un poco y afinar el oído, pero después se hace más fácil. Los asistentes a la charla, se mantuvieron durante casi dos horas embelesados, al final se hicieron algunas preguntas que el ponente fue respondiendo.

Todas las personas presentes dejaron escrito su teléfono y correo electrónico, con la pretensión de que cuando vuelva a hacerse otra charla se les avise.

Se propuso la posibilidad de que, si el ponente lo consideraba conforme, se plantearan charlas de temas más monográficos: técnicas de sanación, manopuntura, técnicas de respiración, ejercicios de relajación, etc. Esto como ponencias o incluso talleres a continuar.

También te puede interesar