Israel lleva a cabo una de las mayores operaciones de derribo de
viviendas palestinas desde el inicio de la ocupación en 1967.

La semana pasada fuimos testigos de una situación absolutamente
terrible.

MÁS DE 900 SOLDADOS Y POLICÍAS DE FRONTERAS DE LAS FUERZAS ISRAELÍES
SE DESPLEGARON EN LA MADRUGADA DEL LUNES 22 DE JULIO EN EL BARRIO DE SUR
BAHER, EN JERUSALÉN ESTE, EN UNA OPERACIÓN DE DEMOLICIÓN DE 70
VIVIENDAS PALESTINAS.

La operación a gran escala – una de las mayores operaciones de derribo
desde el inicio de la ocupación en 1967- comenzó antes del amanecer,
OBLIGANDO A LAS FAMILIAS A ABANDONAR SUS HOGARES Y CAUSANDO GRAN
ANGUSTIA A LOS RESIDENTES. Entre los desplazados por la fuerza y
afectados por las demoliciones se encuentran los refugiados y refugiadas
de Palestina, a los que, una vez más, obligan a abandonar sus hogares.

Las agencias humanitarias estábamos allí preparadas para brindar
respuesta de emergencia a las personas desplazadas por la destrucción.
Sin embargo, NINGUNA ASISTENCIA HUMANITARIA PUEDE REEMPLAZAR UN HOGAR O
CUBRIR LAS ENORMES PÉRDIDAS FINANCIERAS Y SENTIMENTALES SUFRIDAS POR
LOS PROPIETARIOS.

Era su hogar, el hogar que habían construído para sus familias. MUCHAS
DE LAS PERSONAS AFECTADAS HABÍAN INVERTIDO SUS AHORROS DE TODA LA VIDA
en las propiedades, después de obtener los permisos de construcción
requeridos de la Autoridad Palestina. Ahora, además, tendrán que hacer
frente a los gastos de la demolición, una medida absolutamente
denigrante impuesta por Israel que solo suma dolor y sufrimiento.

LA DESTRUCCIÓN DE SUR BAHER VIOLA LAS OBLIGACIONES DE ISRAEL EN VIRTUD
DEL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO. Hace más de 15 años la Asamblea
General de la ONU, exigió a Israel que cumpliera con sus obligaciones
legales. Si se hubieran tomado medidas concretas para garantizar el
respeto de estos principios, y del derecho internacional humanitario y
de los derechos humanos, en general, el pueblo de Sur Baher no estaría
experimentando el trauma de hoy en día y las violaciones de sus
derechos.

No vamos a dejar de denunciar todas estas atrocidades.

UNRWA ESPAÑA
Calle Antonio Rodríguez Villa, Bajo Izquierda, 28002 – Madrid

Desde hace casi 70 años, la misión de UNRWA radica en disponer de
asistencia, protección y defensa a más de 5 millones de refugiados de
Palestina, que representan a la tercera parte de los refugiados del
mundo y que actualmente viven en campamentos de refugiados en Jordania,
Líbano, Siria y el territorio Palestino ocupado (la franja de Gaza y
Cisjordania), en espera de una solución pacífica y duradera a su
difícil situación.

También te puede interesar