Hoy, 3 de diciembre, se conmemora el Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional. Por ese motivo, entre otras actividades, el Ayuntamiento de Rivas ha elaborado de forma conjunta con asociaciones y colectivos ripenses, un vídeo de concienciación y visibilización sobre cómo es un día cualquiera de personas con diversidad funcional.

 

Manifiesto Día Diversidad Funcional

ASPADIR, FUNDAR, GATO DE 5 PATAS, SURESTEA, CEE ISABEL ZULUETA  y FUNDACIÓN MANANTIAL, como miembros del Observatorio Municipal de la Discapacidad, por el Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional, queremos manifestar y compartir con la ciudad de Rivas Vaciamadrid, y con el resto del mundo, nuestro sentir y nuestra reivindicación en esta fecha.

Este año 2020 no está siendo un año fácil para nadie. Nos gustaría, antes de nada, recordar a todas aquellas personas que ya no nos acompañan, y a sus familias. Deseamos que todo esto acabe más pronto que tarde.

Pero hoy, aunque atípico, es un día de celebración, un día en el que nos reunimos para reivindicar los derechos de las personas con diversidad funcional ¡Ojalá pronto podamos dejar de juntarnos por este motivo y nos encontremos para celebrar que lo hemos conseguido!

Toda esta situación nos ha dejado ver con claridad algunas cuestiones. Por ejemplo: que los modelos de residencia para personas mayores y para personas con diversidad funcional no son los más adecuados.  Queremos ser independientes y vivir una vida plena gozando de los mismos derechos que cualquier otra persona, y hacerlo con las mayores garantías de seguridad. Ese es nuestro lema de este año: Por una vida independiente y autónoma. Para esto, es muy importante que caminemos hacia modelos más centrados en las personas  y que las administraciones públicas  inviertan más recursos económicos para lograrlo.

Para tener una vida independiente queremos tener la oportunidad de trabajar para tener donde vivir, en nuestra casa, con quienes nosotras queramos, y vivir nuestro proyecto de vida.

Para muchas de nosotras  los momentos en los que disfrutamos de más autonomía son los fines de semana y los momentos de ocio, cuando nos vamos a un albergue o casa rural y convivimos durante todo el fin de semana. En los viajes de verano es donde más practicamos una vida independiente y autónoma, encargándonos de las tareas diarias del hogar, como cocinar, hacer la cama,  limpiar y gestionar nuestro tiempo.

2020 ha sido raro, sí, y aunque hemos pasado unos meses en casa, no hemos parado nuestra actividad: hemos trabajado a diario, a través de plataformas digitales, nos hemos enganchado al mundo tecnológico para poder conectarnos con nuestras amigas y amigos, a quienes tanto echábamos de menos y… ¡no se nos ha dado tal mal!, porque somos capaces de muchas cosas y no parar, es imprescindible para nosotras.

En nuestro día a día organizamos nuestro tiempo, nuestra tarea y nuestro ocio. Ante el confinamiento y el riesgo del coronavirus hemos estado hablando con los amigos y amigas por zoom y hemos hecho actividades como pintar, cocinar y ver películas. Nos gusta mucho nuestro ocio, pero vivimos en una sociedad que no está adaptada: faltan ascensores en el metro, rampas en los autobuses y fotos o imágenes en las cartas de los restaurantes. Pedimos que poco a poco se vaya adaptando la sociedad a las necesidades de las personas con diversidad funcional.

La situación que estamos viviendo a nivel mundial ha hecho especialmente vulnerables a las personas con discapacidad y ha sido todo un reto para las asociaciones y entidades, y una oportunidad de reinventarse y adaptar todo lo que estuviera en nuestra mano para poder seguir adelante ayudando a las familias, ofreciendo toda la normalidad posible a esta que llamamos “nueva normalidad”.

Luchamos para que las administraciones públicas aprendan de los errores, que analicen estos años pasados y tengan en cuenta las deficiencias que hay en los recursos para poder mejorarlos. Les tendemos la mano. Tenemos muchas ideas sobre lo que queremos, y esperamos que nos escuchen.

Las personas con diversidad funcional llevamos en  el ADN la superación y es eso de lo que nos debemos contagiar todas.

La sociedad debe estar a la altura y ser capaz de superarse y lograr superar todas las dificultades a las que nos enfrentamos, sin añadir más dificultades al desarrollo de la vida diaria de las personas con diversidad funcional. Para que a pesar de los obstáculos, seamos capaces de seguir avanzando en la total inclusión.

En este día de reivindicación, debemos destacar que hay muchos tipos de personas con diversidad funcional y en algunas de ellas no es tan reconocible a simple vista.

Abrir la mente a la diversidad y beneficiarnos de ser una sociedad plural está en nuestra mano. Por eso debemos luchar por los derechos de todas las personas con diversidad funcional, implicando a los poderes públicos y a la sociedad para ofrecer todos los apoyos necesarios para que la mejora de su calidad de vida y su inclusión en la sociedad sea real.

Para concluir, desde Fundación Manantial nos hacen llegar esta poesía, titulada:

AMAS Y RAÍCES 

 Somos un bosque diverso,

donde cada árbol nace de distintas raíces.

Guardamos en nuestra resina capacidades diferentes,

pero a veces quien observa desde fuera solo ve ramas caídas.

Somos árboles intentando adaptarse a un suelo

que no siempre nos guarda a salvo.

Bosque de colores mezclados,

bosque de lágrimas y rabia,

de locura como escudo para enfrentar los huracanes

que quieren arrancarnos de la tierra.

Bosque de árboles caducas que se sienten perennes;

de perennes en esencia, aunque hace tiempo marchitaron.

Bosque también de alegría y carcajadas,

de pequeñas piedras que forman montañas.

Bosque de luces y sombras,

de truenos que no siempre preceden al rayo.

Porque hacemos ruido, pero a veces somos invisibles.

Porque somos lo que rompe con lo normativo,

lo que genera rechazo a quien se siente indestructible.

Aceptamos nuestras grietas,

aceptamos rompernos y llenar nuestro tronco de anillos de vida.

Bosque de arbustos que se disfrazan de secuoyas,

de secuoyas que se sienten hierba seca.

Igualdad como espejismo,

filtros que coleccionan las fachadas.

Yo nos miro y no veo eso.

Ni quiero verlo.

Bosque de la diversidad

que guarda lo heterogéneo.

Mira cómo crecemos,

cómo llueve y encontramos refugio en todas estas ramas,

cómo recogemos a las que sí han caído

para que vuelvan a construir desde sus fracturas.

Mira cómo brillamos cuando las nubes nos dan tregua,

y el sol nos tiñe de esperanza.

Bosque de árboles que crecen y cambian,

de heridas que hablan del daño.

Bosque de lucha incesable

para que ser diferente no tenga que pesar tanto.

Feliz día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional.

También te puede interesar