Las hojas del calendario van cayendo como señal de que el 2019 está a punto de finalizar. Y llegamos a diciembre con la vista puesta en el retrovisor de un año electoral en el que muchas continuamos con responsabilidades en el Gobierno municipal y en el que no hemos parado para seguir mejorando nuestra ciudad. Eso sí, siempre con la mirada hacia adelante para hacer frente a todos los retos que tiene Rivas.

Este 2019 hemos consolidado proyectos tan importantes para la ciudad como la compra directa de energía con la incorporación del 100% de los puntos de suministros; hemos culminado el VI Plan Municipal de la Vivienda con la entrega de los 224 pisos públicos construidos por la EMV; y hemos hecho un importante esfuerzo para dotar a nuestra Policía Local de medios y herramientas para mejorar su trabajo y desempeñar una gestión más moderna y eficaz al servicio de la ciudadanía. Todo esto, en un 2019 en el que hemos cumplido 60 años con el propósito de diseñar la ciudad que queremos ser en las próximas décadas para seguir haciendo de Rivas una ciudad abierta, vivible, diversa, ecologista y feminista. Un compromiso que tendrá reflejo en el primer presupuesto de esta legislatura. Un presupuesto de ciudad, cuya elaboración llevamos trabajando meses con los consejos sectoriales y el resto de los grupos municipales.

Desde mi grupo municipal Izquierda Unida-Equo-Más Madrid tenemos claro que vamos a afrontar el inicio del 2020, que está a la vuelta de la esquina, con un impulso de compromisos para seguir mejorando nuestra ciudad y reivindicar todos aquellos asuntos pendientes que tienen otras administraciones con Rivas. Por ello, seguiremos exigiendo un transporte público y unas infraestructuras de calidad para nuestras vecinas y vecinos como poder contar con una red de Metro digna, así como la cuarta estación, el enlace de la M50, el carril bus-VAO en la A3 o el tercer carril de la autovía a su paso por Rivas, con la mejora también en el servicio de autobuses, como recientemente le recordó el Alcalde, Pedro del Cura, al consejero de Transportes, Ángel Garrido. Además, Rivas debería contar ya con una oficina del INEM, incluida en el Pacto Regional de la Cañada Real; con las infraestructuras educativas necesarias en las parcelas municipales ya cedidas por este Ayuntamiento para la construcción de un colegio e instituto públicos en el barrio Centro o que contemos con el complejo sanitario -que incluye un centro de especialidades y un centro de urgencias extrahospitalarias (CUE). Todas ellas demandas justas y muchas históricas que no deberían demorarse más y que tendrían que tener una respuesta por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid y deberían tener su reflejo en los próximos presupuestos regionales. En todas estas reivindicaciones nos van a encontrar hasta que lo consigamos. Porque esto no es una carta a los Reyes Magos, simplemente es lo que Rivas merece. Ni más ni menos. ¡Felices Fiestas!

También te puede interesar